Rajoy debe dimitir. Su torpeza en Cataluña regala una victoria al secesionismo

Ayer 21 de diciembre, el régimen refundado en 1978 y que hace poco pretendió entrar en una especie de segunda transición haciendo un cambio de estética en la Jefatura del Estado, cometió la mayor de sus felonías hasta este momento permitiendo a través de unas elecciones espurias, fruto de la incompetencia de un presidente del Gobierno perdido en sus devaneos políticos y en sus ansias de poder, el que los partidos separatistas catalanes hayan conseguido la legitimidad democrática que no habían alcanzado el 1 de octubre en aquel simulacro de referéndum.

Las elecciones celebradas ayer en Cataluña, han vuelto a demostrar que el sistema actual de autonomías es un auténtico fracaso no solo económico sino también moral, territorial, nacional y patrio, que solo lleva a la destrucción de España, ello ayudado por un sistema electoral que solo beneficia a las élites económicas y políticas, un sistema autonómico que se ha visto agravado desde la inclusión de España en la Unión Europea, que solo es una organización financiera destinada a diluir los sentimientos patrios y nacionales de todos los pueblos.

Por lo acontecido ayer en Cataluña, FEJONS pide la inmediata dimisión de Mariano Rajoy Brey como presidente del Gobierno y la nueva convocatoria de elecciones generales, no es otro que el actual presidente del Gobierno el responsable de la actual situación en Cataluña y todo lo que pueda venir a partir de hoy, pues por muchas medidas judiciales que tome, por muchos preceptos constitucionales que lleve a cabo, el problema va a seguir ahí, y el problema no es otro que la evidente y próxima destrucción de España de manos de un régimen autonómico destructor.

Los falangistas exigimos la máxima contundencia contra todos aquellos culpables directos y contra los responsables indirectos de esta situación que puede llevar a la destrucción de España, por ello creemos que los destinos de Puigdemont y de Rajoy Brey deben de ir unidos tanto en lo político como en lo judicial.

Los falangistas siempre hemos defendido un modelo a la par integrador y respetuoso y orgulloso de nuestras diferencias regionales y municipales, las cuales son muchas de las cosas que dan grandeza nuestra Patria, y por eso abominamos de un sistema autonómico que, lejos de engrandecer la Patria lo que hace es empequeñecerla y destruirla, un sistema autonómico que intentaron vendernos como descentralizador y ha conseguido todo lo contrario, convertir pequeñas administraciones en estados de taifas auto administrados por oligarquías políticas profesionales de todo pelaje.

Falange Española de las JONS