CLINTON VS TRUMP, O DOS FORMAS DE ENTENDER LA POLITICA ESTADOUNIDENSE

A los falangistas nos da igual que gane Trump o Clinton, pues son las dos caras de la misma moneda. Ambos representan el liberalismo político rancio, el imperialismo estadounidense, y la cara más rígida y nefasta del capitalismo económico. Sin embargo, Hillary es además la más peligrosa. Ha sido la responsable directa del caos humanitario en Siria, cuya guerra ha propiciado desde el inicio. Ha financiado con fondos americanos al ISIS-DAESH, y es una de las más firmes aliadas de Israel y Arabia Saudí contra el gobierno legítimo de al-Assad. Además, su actuación en Libia supone una grave amenaza para las fronteras y los intereses energéticos españoles.

Imagen: NBC News.

Donald Trump por su parte, es un negociante. La prensa española se ha encargado de demonizarle superficialmente, desacreditándole por su argumentario grosero y en ocasiones soez, pero sin entrar en el fondo de sus propuestas, entre las que cabe de todo. Sin embargo, Trump tiene claro que busca contentar al pueblo americano, y eso puede darle ventaja frente a una servidora de lobbys como es Clinton. Sin embargo, su muestra una titubeante en cuestiones como la defensa del no nacido.

En cualquier caso, y sea como fuere el resultado final de las elecciones, los falangistas no tomamos partido por ninguno de los dos candidatos, y denunciamos que gane quien, gane, será la humanidad quien pierda, serán los desheredados de la Tierra y los pequeños países, que serán el blanco de la injerencia americana en el exterior. Trump no es un santo, pero Obama, el amigo de Hillary si lo era y bombardeó 7 países, causando millones de muertos en todo el mundo, siendo Premio Nobel de la Paz. En la política estadounidense, todo es posible.