El FMI busca un genocidio social en España

FMI_EDICRT20130804_0001_3La cara más siniestra del Fondo Monetario Internacional se ha dejado sentir con fuerza. La directora del FMI, Christine Lagarde (implicada en el caso Tapies), en su último informe, recoge la posibilidad de aplicar un gravamen al patrimonio de los hogares para devolver la deuda pública a niveles de 2007.

La imposibilidad de mantener políticas de contención de gasto público, o como en el caso de España, realizar una profunda reforma administrativa que elimine duplicidades, parlamentos y gasto público, ha llevado al FMI a proponer el disparate de gravar el 10% de la renta de ahorro a las familias, que de por sí ya se encuentran asfixiadas. Todo a costa de frenar la inflación y evitar devaluar el euro.

El FMI cree que los españoles somos tontos. Tenemos claro que la deuda pública que lastran muchos paises, entre ellos España, es responsabilidad de aquellos que la generaron. La imposición de gravámenes especial no debe recaer sobre la ya disminuida capacidad ahorradora de las familias, si no sobre las mayores riquezas del país. Que sean PP, PSOE, CIU, IU, PNV, CCOO y UGT, por ejemplo, quienes con el dinero que han robado a los españoles, paguen la deuda que ellos mismos han generado.

Las políticas neoconservadoras están llevando al suicidio social, a la desesperación… en Grecia ya se ha provocado una gran ruptura social. En España caminamos por el mismo sendero.

Ayúdanos a cambiar el sistema. Ayúdanos a mejorar España.