Yalta: 70 años de dominación del capital-comunismo

Hoy se cumplen setenta años de la conferencia de Yalta, en la que se produjo, de facto, el reparto del mundo para el nuevo orden nacido de las cenizas de la Segunda Guerra Mundial.

6E04FA61-E920-443F-B880-3E328408AE79_mw1024_s_nEl bloque capitalista, liderado por EEUU y Reino Unido, al que se añadieron después los alemanes de la RDA y Francia, fue quien impuso las reglas del juego. La intervención e intromisión en asuntos nacionales de paises en vías de desarrollo, para extender un modelo tan poco válido y perverso como es la democracia liberal, y como medio de extender un modelo de vida que obliga a mantener perpetuas relaciones comerciales desigualitarias con la metrópoli.

En el otro plato de la balanza, el extinto bloque comunista, liderado por la URSS, al que ha dado paso el feroz dragón chino, que posee la mayor parte de la deuda nacional de los países occidentales y soporta la mayor parte del peso comercial con occidente.

Este nuevo orden, aplaudido por nuestros gobernantes, ha demostrado ser un depredador de personas, a través de mecanismos de control social como la droga,  el aborto, la guerra o el hambre.  También ha sido un depredador del medio ambiente, pues lo necesita para seguir creciendo exponencialmente. Aqui nada diferencia a comunismo de capitalismo: ambas son las dos caras materialista (la individualista y la colectiva) de entender la vida.

Por ello frente a estos monstruosos sistemas, proponemos con más actualidad que nunca el nacionalsindicalismo: igualdad de clases, eliminación de partidos políticos e igualdad entre los hombres. Queremos engrandecer a España para que no esté sometida a yanquis ni comunistas chinos. Queremos la tierra y la empresa para quien la trabaja. Queremos soberanía nacional. Y queremos Justicia Social. Por eso somos revolucionarios. Porque queremos cambiar esta España que no nos gusta, porque no es la nuestra, por una gran España nacionalsindicalista.

¡Ayúdanos a conseguirlo!