Diez años después el 11-M no es un caso cerrado

descargaHoy se conmemoraba el décimo aniversario del mayor atentado terrorista de la historia de España. Las víctimas, que lo han sido durante toda la década, no sólo durante el fatíico aniversario, siguen teniendo muchísimas preguntas sin respuesta.

Sin respuesta de unos jueces, que no hicieron todo lo posible por esclarecer los hechos, por alcanzar a los autores intelectuales de la masacre. De unos políticos, cuya participación en la eliminación de pruebas deja muchas incógnitas sin resolver, y unos medios de comunicación intoxicadores que no sólo no han aportado luz, sino que han enturbiado el camino hacia la verdad.

Por respeto a las familias de los asesinados, no entraremos en este día a analizar los cabos sueltos que quedan, sumándonos al carro de acusaciones y teorías variopintas, pero sí dejaremos claro que los falangistas seguimos pensando que todos los españoles de bien hemos sido las grandes víctimas morales de esta tragedia. Y PP y PSOE, nuevamente, han sido aquellos canallas que han manejado los hilos de una situación en la que habrá que depurar, algún día, responsabilidades. Nos encargaremos de ello.