Un debate estéril: España pierde

1424628049_734511_1424633910_portadilla_normalLos políticos profesionales del arco parlamentario nos han ofrecido un primer debate sobre el Estado de la Nación tan previsible como estéril. La conclusión que sacamos es que ha sido el primer asalto de la carrera electoral que caracteriza este año 2015.

Rajoy y el Partido Popular intentan comprar votos por la vía del zapaterismo: mediante micropagos a diferentes sectores de la población, la vieja política que encarna el PP cree asegurarse un puñado de votos.

El PSOE, por su parte, ha jugado al “y tú más”, olvidando que su negación de la crisis y una pésima gestión de la misma agravaron el bienestar de miles de españoles. Tan culpable es el PP como el PSOE de lo que nos está pasando a los españoles.

Y nula esperanza hay cuando el resto de partidos de la oposición son un amalgama de separatistas, comunistas reconvertidos al “European way of life” y versiones edulcoradas de los clásicos discursos de izquierdas y derechas.

Los falangistas nos declaramos contrarios a los partidos que diseñaron y se beneficiaron del Régimen del 78. Y también de aquellas soluciones que solo buscan “resetear” el sistema para que siga funcionando igual. Falange Españoal de las JOSN aspira a implantar el nacionalsindicalismo, como única meta revolucionaria. Solo cambiando las estructuras del Estado, podremos hacer una España mejor. Todo lo demás, seguirán siendo debates estériles.