Rajoy se burla de los españoles: ha mentido y debe dimitir

El presidente del gobierno Mariano Rajoy se ha burlado del pueblo español durante su comparecencia en el Congreso. Todo el mundo pensaba que iba a realizar un ejercicio consumado de retórica en lugar de defenderse puerilmente, como un niño encajonado, delante de las cámaras. Un discurso que a buen seguro no había escrito el mismo, pero que se había aprendido de memoria. La vehemencia de sus gestos y de una puesta en escena dina de El Gran Dictador de Chaplin contrastaba con la débil argumentación de sus afirmaciones.

Mariano Rajoy, que no ha aportado ninguna prueba pública que demuestre que el Partido Popular no trabaje con dinero negro, debería haber aclarado por qué su partido contrató al exsenador Bárcenas ocho días después de que éste renunciara con “carácter definitivo” a ser tesorero por su implicación en el caso Gürtel, y por qué siguió pagando a los abogados de Bárcenas aun después de renunciar a ese cargo. De no aclarar estos, puntos, si al menos debería haber dado explicaciones sobre la simulación de contratos, con el consiguiente fraude ala Seguridad Social, derivado de esta “extraña relación” que mantenían ambos.

Tampoco ha aclarado el Presidente Rajoy por qué si la contabilidad “en B” de Bárcenas es falsa, algunos perceptores si han reconocido haber percibido cantidades en diferentes conceptos, que bien pudieran haber procedido de esas comisiones ilegales de contratistas e industriales que también habrían sido empleadas para pagar grandes campañas electorales que otros partidos no podían haber podido pagar.

Y Rajoy debería haber explicado a continuación, por qué siguió estando en contacto con Luis Bárcenas, mintiendo en este punto una vez más a todos los españoles en diferentes medios de comunicación. tampoco aclara por qué si todo este gran escándalo es una patraña -según él y Cospedal- no puso en conocimiento del juez los requerimientos de Bárcenas por si constituyeran un delito de incitación a manipular la justicia o intento de soborno.

Para colmo, el aún presidente del Gobierno responsabiliza a un grupo de comunicación que tantos beneficios le ha reportado en otras ocasiones, de orquestar una fabulosa trama contra su persona. Es más, obviando la gravedad de los delitos que planean sobre su cabeza, se toma el lujo de aseverar que dimitir y adelantar las elecciones sería peligroso para la estabilidad del país.

Lo peligroso para España es que PSOE, PP y CiU entre otros han llenado sus bolsillos a costa de vaciar el de los españoles.

Lo peligroso para España es que nadie devuelve el dinero y todo delito de corrupción queda impune en España.

Lo peligroso para España es tener una casta política ladrona y sinvergüenza.
Lo peligroso para España es tener un Presidente del Gobierno mentiroso.
Lo peligroso para España es tener a Mariano Rajoy llevando las riendas del País.

España necesita un profundo cambio, un golpe de timón.
España necesita a Falange Española de las JONS.