Los políticos tiran piedras contra la Guardia Civil de Melilla

Las nuevas oleadas de ataques civiles contra la frontera española de Melilla, y el recrudecimiento y virulencia de estos ataques, contrastan con el abandono que los políticos españoles (y europeos) hacen de la Guardia Civil, encargada de vigilar y salvaguardar las fronteras.

Los falangistas siempre hemos defendido el buen hacer de la Benemérmelillaita. En caso de que se hubiese convertido en una institución decadente del régimen, entonces la hubieramos criticado duramente. Tanto FE de las JONS como la Guardia Civil hemos sufrido, en diferente medida, los atentados de ETA, y siempre, pese al acoso, hemos tenido un servicio abnegado para con el pueblo español, y para con España.

Por ello, desde Falange Española de las JONS apoyamos las acciones de defensa que este cuerpo realiza en la frontera española, y mostramos el apoyo para todos los que diariamente, se juegan la vida cumpliendo con su deber. Pese a quien pese. Es más mediático, y seguramente genera mayor cantidad de votos, hacer leña del árbol caido, como hacen PP o PSOE. También es fácil mirar hacia otro lado, como hace la Unión Europea.

Los falangistas somos conscientes del drama africano, y de la desesperación con que aquellas victimas del capitalismo acuden a occidente, seducidos por las mafias. Pero ello no debe desviarnos de la importancia estratégica que supone la defensa de las fronteras para mantener la seguridad de las familias españolas, y la propia seguridad de los trabajadores españoles encabezados por la Guardia Civil. Por ello, lamentándonos de la tragedia humanitaria que evidencian estos movimientos migratorios, apoyamos decididamente las actuaciones que la benemérita realiza cada día, con peligro de sus vidas, para garantizar la seguridad de todos los españoles.