Se vuelve a destapar una trama corrupta de CiU

Imagen-de-la-portada-del-diari_54355270906_51351706917_600_226CiU vuelve a ser pillada con las manos en la masa. Esta vez, investigan al Gerente del Ayuntamiento de Barcelona, quien participó en la adjudicación en 2010 de un contrato de más de 10 millones de euros a la empresa privada de gestión de aguas en la que trabajó hasta sólo dos años antes de entrar en la estructura municipal. El “presunto” delincuente es Román Llagostera, actual gerente de Medi Ambient en el equipo del alcalde especulador Xavier Trias, que fue contratado como cargo de confianza en febrero de 2008.

Unos meses después, el Ayuntamiento puso en marcha un concurso público para adjudicar el contrato para la limpieza y conservación de las fuentes públicas y ornamentales de Barcelona para el periodo 2010-2014, que incluía la gestión fuentes de agua potable a pie de calle y estructuras como la Font Màgica de Montjuïc. Unas actividades que hasta ese momento estaban en manos de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC).

La nueva contrata fue dividida entonces en dos lotes por decisión del propio Llagostera, lo cual elevó el coste del concurso para las arcas públicas de los 14,4 millones iniciales hasta los 17,9 millones. Llagostera montó esa operación para concurrir al concurso, sabiendo que no podía, y embolsándose un multimillonario contrato, con dádivas de por medio.

Este es el gran engaño que CiU hace a los catalanes. Les roba su dinero, lo malversa en faraónicos proyectos independentistas mientras señala a un chivo expiatorio: ¡los españoles! ¡los madrileños! ¡los charnegos!

Llegará el día en que a CiU se le va a acabar el chollo. Y estaremos allí los falangistas para hacer justicia.