España entra a formar parte del criminal Consejo de Seguridad de la ONU

cascos azulesEspaña ha entrado a formar parte del Consejo de Seguridad de la ONU. Más allá de la alborozada sonrisa con la que el ministro de Asuntos Exteriores recibía la noticia, a los falangistas nos causa desazón. España entra a formar parte de un selecto club de países que, lejos de garantizar la seguridad internacional, se esfuerzan en mantener un complicado statu quo en beneficio propio.

Los socios permanentes, EEUU, Rusia, Reino Unido, China y Francia, se han caracterizado por ser potencias que no respetan los derechos humanos. De EEUU y China está todo dicho. Reino Unido y Francia, los hermanos pequeños, mantienen acciones diplomáticas coloniales en sus antiguas colonias, y emplean medios militares para garantizar sus éxitos empresariales y comerciales. Rusia, por su parte, a pesar de ser la única potencia que huye de la decadencia moral, dista mucho de ser un referente.

¿Qué hará España? La España títere de Rajoy seguirá a pies juntillas los dictados de EEUU y los socios europeos, frente al bloque ruso-chino. Este es nuestro drama. El de abandonar un proyecto de futuro propio, para, como bien señalaba Miguel Argaya en su libro “La España por Venir”, echarse en brazos de un proyecto francés primero y un proyecto estadounidense después.

Por ello los españoles no tendremos capacidad de arbitrio en este criminal Consejo de Seguridad, porque criminales son sus socios. Tan solo seremos comparsa de un enfrentamiento norte-sur, de graves consecuencias para la humanidad, en un momento incierto de nuestra Historia.