Las dos caras del republicanismo español

adh_1006La mayor parte de las ocasiones en las que los españoles de a pie entran en contacto con Falange Española de las JONS, se sorprenden de que uno de nuestros pilares ideológicos sea un acendrado republicanismo. Esto no es nuevo.

Lo que nos sorprende a los falangistas es que la izquierda más trasnochada, la de las barricadas y el radicalismo del treinta y seis, sea la que se haya apropiado la propiedad del republicanismo.

Por ello, tras la jornada vivida ayer en Madrid y en otras ciudades, en la que se reivindicaba el advenimiento de la Tercera República, los falangistas no podemos por menos que vaticinar que, si el republicanismo español cayese nuevamente en la masa torticera que tan sólo busca un ajuste de cuentas, sería una nueva ocasión perdida. Y mucho nos tememos que el auge que toma el republicanismo esconde un federalismo, por el que siempre han apostado tanto PSOE como IU, junto a los separatistas (y ahora los recién llegados de Podemos).

Por ello rompemos una lanza una vez más en favor de una república moderna, española y nacionalsindicalista, que garantice la unidad de todos los españoles de bien, que elimine las fronteras económicas entre clases, y que supere la división ideológica que ha llevado al traste a nuestra nación.

Hoy más que nunca, los falangistas somos y nos sentimos republicanos. pero hoy, más que nunca, debemos estar alertas ante la catástrofe que se avecina.