El exjuez Garzon, inhabilitado por prevaricación, pide un trato de favor para "colar su indulto"

El juez Baltasar Garzón, condenado a 11 años de carcel por prevaricación, el delito más grave que puede atribuirse a un juez en ejercicio (pues socava las garantías de los acusados) espera desde hace un año una respuesta a la petición de indulto que presentó en su nombre la asociación de juristas europeos Medel, solicitando la remisión total de la condena de 11 años de inhabilitación que le impuso el Tribunal Supremo por intervenir las conversaciones entre los cabecillas de la trama ‘Gürtel’ y sus abogados.

Resulta que el juez Garzón, que había sido candidato del PSOE, que intentó encausar a Falange Española de las JONS en un asunto que no nos concernía, intenta saltarse nuevamente la justicia. Existen en la actualidad más de 600 solicitudes de indulto, que deben esperar su turno. Pero nuevamente el exmagistrado quiere saltarse la legalidad solicitando un trato de favor.

Los falangistas le decimos al señor Garzón, que ahora es un ciudadano más, y debe someterse al lento aparato de Justicia, al que él mismo ha contribuido. Que debe respetar sus plazos y resoluciones, aunque sean injustas o inmorales, tal y como se exige al resto de españoles. Sólo esperamos que la respuesta al induslto de este pajarraco llegue al menos, dentro de 11 años. Es lo justo y así se ha dictaminado.