Hay que acabar con el FMI y sus cómplices

fmi-christine-lagarde-rescate-financieroUno de los instrumentos que el nuevo orden salido de la conferencia de Yalta es el FMI. Brazo financiero del capitalismo transnacional. Autor ideológico de numerosos crímenes contra la humanidad, sus recomendaciones y decisiones condenan al hambre y a la miseria a una gran parte de la humanidad.

Las últimas directrices, dirigidas a España, sólo buscan empobrecer aún más a los trabajadores, encumbrando a la casta política aún más: subida del IVA, abaratar el despido y copago sanitario.

El PP ya nos subió el IVA a inicios de su legislatura, y sus efectos fueron claros: contracción del consumo, aumento de economía sumergida por operaciones no declaradas y disminución del poder adquisitivo de los españoles, especialmente de los pensionistas y las rentas más bajas. los falangistas siempre nos hemos reafirmado en la injusticia moral del IVA, que grava por igual las rentas altas y las bajas. Además, en el caso de España, se producen agravios significativos: los pañales infantiles están gravados con un 21 % mientras que la pornografía en papel sólo a un 4 %.

La segunda recomendación del FMI es abaratar el despido. El PP también lo hizo con su tristemente célebre reforma laboral. Las consecuencias han sido que no se ha generado el volumen de contrataciones que la derecha nos decía, y sin embargo si se ha producido una pérdida de calidad en el empleo, un aumento de las rescisiones de contratos laborales y una pérdida de competitividad de las empresas españolas.

Finalmente, el copago, también realizado por el PP ha supuesto que una parte de la población no pueda acceder a los servicios sanitarios ni a los medicamentos, perjudicando gravemente a pacientes crónicos que necesitan una mayor cantidad de medicamentos de alto precio.

Pero a Christine Legarde, directora gerente del FMI implicada en varios escándalos de corrupción, todas estas injustas medidas le parecen poco. Los españoles hemos sido los grandes primos del juego. El FMI pide, el PP se lo da, y el pueblo español pierde. Hay que acabar con la hegemonía del FMI. O él acabará con nosotros.