Frente a la barbarie yihaddista, más soberanía nacional

Falange Española de las JONS condena rotundamente el atentado perpetrado en Niza contra la población civil. Familias enteras francesas han quedado rotas, una vez más, por la acción criminal de la barbarie yihaddista. Pero FE de las JONS quiere aprovechar el debate mediático que este lamentable atentado ha abierto, para recordar cómo el actual yihaddismo, bajo sus marcas más conocidas (Al-Qaeda, Daesh, Boko Haram, etc) es una creación de los gobiernos occidentales, que durante años han intentado desestabilizar una zona tan frágil como es Oriente Medio. Siria, Líbano, Iraq, Egipto… quizá no tenían gobiernos modélicos (es cierto), sin embargo sus pueblos gozaban de una libertad que hoy en día ya no tienen. Todas aquellas voces que durante años se han alzado contra el Estado de Israel (como Bashar al Asad) han terminado por ser víctimas de un supuesto terrorismo que antes no existía.

La hipocresía de los gobiernos occidentales encabezados por Reino Unido, Francia, Alemania y España es tal, que se silencian los crímenes contra cristianos en Nigeria, en Bagdad mientras se amplifican otros atentados igualmente abominables pero con muchas menos víctimas. A la Unión europea le interesa gobernar con miedo para recortar los derechos de los ciudadanos.

Los falangistas, que no nos andamos a medias tintas, siempre hemos defendido una acción decidida contra el terrorismo islámico: que se deje a un lado el doble juego de occidente en el conflicto sirio, que se condene duramente la compra a Daesh del petróleo ilegal que termina en las refinerías de Turquía e Israel, que se corte la financiación que los grandes países de la OPEP (Arabia Saudí cuyo sátrapa es amigo de Felipe VI, Qatar y Emiratos Árabes principalmente) inyectan en Daesh, y que por supuesto que se ponga fin a la política de multiculturalidad que impregna a la adormecida ciudadanía española: ni una sola mezquita en España (como ocurre con las iglesias en estos países).

Pero si Hollande, Cameron, Merkel y Rajoy son los mamporeros, el verdadero culpable es Barack Obama y su despiadada política exterior. EEUU ha creado estas organizaciones terroristas, las han financiado y utilizado para derrocar gobiernos que no estaban alineados con los intereses occidentales, y contra los que era muy impopular una invasión. es mejor crear un enemigo que te derroque y luego yo “te salvo”. este es el leit motive de Oriente Medio.  Bajo el mantra de extender una democracia liberal que estos pueblos no necesitan debido a su idiosincrasia, occidente ha sembrado el caos para seguir explotando sus recursos naturales y blindar  las fronteras del Estado de Israel. Mientras tanto, seguiremos siendo seducidos por la lágrima fácil que nos venda la prensa del sistema, la misma que ignora el genocidio que se perpetra a diario contra los cristianos, o que niega que siga habiendo hambre en el mundo.