El intervencionismo judicial del Gobierno

torres-dulce_560x280El Gobierno vuelve a vulnerar uno de los pilares de su característico liberalismo: el de la división de poderes. El intervencionismo en materia judicial que ha perpetrado el Gobierno de Rajoy (y antes el del PSOE) se ha materializado recientemente en la renuncia del Fiscal General del Estado, Eduardo Torres Dulce.

La partitocracia no es democrática. Tiene qu sostener sus pilares haciendo uso de diferentes medios a su alcance: presionando a jueces y fiscales, nombrando a los miembros del Consejo General del Poder Judicial, o haciendo extrañas maniobras como en el caso Noos, en el que el propio fiscal ha hecho de abogado defensor de una hija y hermana de reyes, que ha mangoneado a todos los españoles.

La Justicia no existe. Y los partidos parlamentarios no quieren que exista. Eso marcaría el fin de su dictadura.