El fracaso de la España oficial en Cataluña

2014_9_11_p204eTFuSkz1gApt00rO55Hace unos dias el pomposo titular de prensa “Crece el rechazo a la independencia en Cataluña” nos llamaba la atención. La noticia se desdecía a continuación, ofreciendo cifras casi parejas (un 44 % separatista frente a un 48 % a favor de la unidad nacional).

La noticia evidencia por si misma el fracaso de la política española en Cataluña, no porque los catalanes quieran la segregación, sino porque testimonia la claudicación ante el separatismo durante décadas. Después de Arias Navarro, todos los presidentes del gobierno sin excepción se han aliado con el separatismo: han seguido su juego lingüistico y dialéctico, aceptando conceptos como deuda hisórica, nacionalidad histórica, derecho a decidir… mientras, colmaban de millones a su socio de gobierno Jordi Pujol, mientras se empobrecían las familias trabajadoras de Cataluña.

El separatismo ha jugado la doble baza. Era su papel. Lo malo es que quien debiera haber puesto a salvo al pueblo español de esta chusma, no solo no han cumplido con su cometido, sino que han apalancado el proceso para acelerarlo aún mas si cabe.

Por ello los falangistas no nos conformamos con volver a pedir la no disolución de España. Los falangistas pedimos el procesamiento de todos los implicados en el proceso separatista: por acción o por inacción. Y por supuesto la devolución de las competencias en educación al Estado. España no puede perder otra generación educada en el odio del separatismo, pagado con fondos públicos.