Bielorrusia, próximo objetivo de la Unión Europea

bielorrusiaAlcanzada la desestabilización de Ucrania, y forzado el aupamiento de los opositores a Yanukóvich, el próximo objetivo de la UE para cerrar el cordón de seguridad asiático-africano, es Bielorrusia.

El cinturón defensivo de la UE está casi cerrado. En el norte de África, los tradicionales socios de la unión, Marruecos y Argelia, conviven con sus vecinos orientales Túnez, Libia y Egipto, que han sufrido sus respectivas “primaveras árabes” financiadas e instigadas por la UE. Israel, aliado imprescindible y la prooccidental Jordania, forman una cabeza de puente que permite controlar una inestable franja costera compartida con Líbano y Siria. El primero, inmerso en una delicada situación interna en la que Israel ha sido protagonista, y el segundo, escenario trágico en el que la UE está dispuesta a todo con tal de alcanzar sus planes.

Metidos en harina, se hacía un bocado apetecible Ucrania, que permitía cerrar el cinturón defensivo hasta el Mar Negro, que hace de frontera natural, dejando el escenario Báltico prácticamente sellado: la última ampliación de la UE alcanzó Estonia, Letonia, y Lituania, quedando a Bielorrusia como fiel aliada de Moscú.

El problema es que si la UE termina poniendo a un gobierno títere en Ucrania, solamente queda Bielorrusia como país fuera del control europeo. Bielorrusia es un país atípico. Es uno de los socios comerciales y aliado diplomático de Rusia desde la desintegración de la Unión Soviética, y mantienen una relación simbiótica que que ha favorecido la creación de una confederación supranacional, que está en el aire. Bielorrusia es un miembro fundador de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), sin embargo, recientemente otros miembros de la CEI han cuestionado la eficacia de la organización.

Bielorrusia cobrará protagonismo durante los próximos meses: ha firmado varios acuerdos comerciales con varios Estados europeos miembros de la UE y con Lituania, Polonia y Letonia, pero también se ha mostrado como un fiel amigo de la República Popular China, socio comercial, y aliado de Siria durante los últimos meses, posicionándose junto a Rusia y el régimen de Al-Assad.

Europa no puede Putin moverá su ficha encaminada a “unificar” la confederación ruso-bielorrusa, en tanto que EEUU y la UE intentarán mantener su política de hostigamiento. Ucrania era la víctima necesaria, pero en Bielorrusia se decidirás si los sangrientos planes de la Unión Europea para aislarse del tercer mundo, surtirán efecto.