Queremos saber la verdad sobre los negocios de Juan Carlos I

La Operación Tándem investiga los posibles negocios ilícitos de conocidos personajes de las cloacas del Estado como los comisarios José Manuel Villarejo y Enrique García Castaño.

La filtración de unas grabaciones donde la célebre “princesa” Corinna, vinculada al entorno del Rey emérito Juan Carlos I, habla sobre los negocios del anterior Jefe del Estado se ha visto como una respuesta de estos investigados al proceso en que están inmersos.

Al Ministro de Justicia, entre otros, le preocupa más la licitud de cómo se han obtenido esas grabaciones que las irregularidades que se reconocen en las mismas. De este modo, el Estado de Derecho se convierte en una farsa y el Partido Socialista en el Gobierno continúa su habitual cooperación con la familia Borbón, manteniendo alejada a la regia figura del hedor con que se ha visto salpicada recientemente.

A pesar del lavado de imagen emprendido por Felipe VI, hace tiempo que incluso a los medios les resulta imposible ocultar los negocios y amantes que han pululado en las modernas covachuelas de la monarquía borbónica. En diez años hemos pasado de ver por las televisiones a Juan Carlos I presentado como un aficionado de fútbol más que celebraba el triunfo de la Selección Española en la Eurocopa de Austria y Suiza a verlo acusado de tener cuentas bancarias en Suiza, de llevarse comisiones e incluso de su verdadero papel en el “golpe” del 23 de febrero de 1981. Lo que antes sólo era denunciado en círculos escasos ahora es de dominio público.

Los falangistas exigimos al Gobierno y a la Justicia que no tengan reparos en sacar a la luz todo lo relacionado con los negocios de Juan Carlos I de Borbón durante los últimos cuarenta años. El pueblo español merece conocer la verdad sobre quien ha estado al frente de la Jefatura del Estado en un periodo durante el cual su fortuna ha aumentado en la misma proporción que se depauperaba el nivel de vida y las expectativas de futuro de los trabajadores y sus hijos. Al mismo tiempo, reivindicamos la necesidad de que sean los españoles quienes asuman las riendas de su destino frente a las oligarquías que sostienen a la monarquía borbónica en el poder; planteando para ello un sano republicanismo alejado de revanchismos y nostalgias estériles, un republicanismo que plantee el patriotismo crítico, social y revolucionario que España necesita para recuperar su libertad y su soberanía.

Falange Española de las JONS