Podemos, chico de los recados del secesionismo corrupto, dando lecciones de patriotismo

Podemos ha vuelto a salir con la cantinela de siempre: la acusación de “fascista” a todo aquel que no comulga con sus postulados. También hay que destacar su poco conocimiento a la hora de acusar, metiendo a los falangistas en el mismo saco que a la derecha.

Falange Española de las JONS representa aquello que Podemos no es capaz de llevar a cabo. Sus discursos queriendo coger el voto de todos lados les delatan. Y no olvidemos cómo su líder, Pablo Iglesias, llegó a fotografiarse cual perrillo faldero con el mismísimo Barack Obama, impulsor de guerras en Oriente Medio y defensor del capitalismo más salvaje.

Podemos, por lo tanto, no es quien para ir acusando de nada a los falangistas. Son los acólitos de Pablo Iglesias quienes van de la mano de esos corruptos y ladrones; defendiendo la causa de los secesionistas catalanes, lamentándose también del referéndum en Reino Unido para abandonar la mafiosa Unión Europea, o compartiendo causa globalizadora con el Partido Popular en apoyo a Hillary Clinton

Son muchas cosas por las que acusar a Podemos y decirles que ellos sí hacen la misma política que la derecha. A fin de cuentas, tanto la derecha como Podemos terminan entendiendo la Patria como la defensa del dinero y el interés. Frente al cosmopolitismo promovido por toda la casta política parlamentaria, somos los falangistas quienes defendemos una España justa, libre y soberana que proteja a los trabajadores y productores de la especulación y usura de las élites depredadoras.

Falange Española de las JONS