Los productores de cine piden subvenciones para sufragar la mediocridad

colomEl nuevo presidente de los productores españoles (FAPAE), Ramón Colom, solicitó el pasado fin de semana en en Málaga más subvenciones. No contento con los 41 millones de euros concedidos en 2012 por el Instituto de Cinematografía y Artes Audiovisuales, se olvidó de recordar la millonada que concede la Unión Europea a la producción a través de los programas Cultura MEDIA y MEDIA, seguidos a partir de este año por Europa Creativa.

El modelo de cine subvencionado es un modelo caduco, propio de los años del felipismo. Millones de pesetas y de euros malgastados por simpatía y nepotismo, en el caso del PSOE, y por debilidad y maricomplejismo, en el del PP. sea como fuere, en EEUU el cine es una industria que se financia por parte de los empresarios, como cualquier otro negocio.

En España las fruterías no se financian, los talleres de coches tampoco, las carnicerías tampoco… ¿Por qué ha de estarlo el cine?

Los falangistas proponemos la creación de un cine de calidad, alejado del adoctrinamiento socialista que desde el sector audiovisual se realiza constantemente. Por eso el modelo de financiación debía ser el de facilitar créditos a la cultura, pero con un retorno. La labor del productor es financiar la producción, no que lo haga el Estado. Lo que no es de recibo es que se financien iniciativas mediocres y una vez han recuperado en taquilla, ese dinero no se devuelva al estado. Nunca ayudas a fondo perdido. De lo contrario, caeremos nuevamente en un falso mecenazgo cultural que enmascara el adoctrinamiento, la corrupción y la mala calidad en el mundo de la Cultura.