Los casos Gürtel, Brugal, Noós y Cooperación, retratan la corrupción autonómica en las Cortes Valencianas

gurtelEl podrido régimen autonómico tiene una de sus mejores fotos en la fotografía adjunta. Se corresponde con una sesión plenaria de las Cortes Valencianas, donde gobierna con mayoría el PP. Lo curioso de la instantánea es que esa mayoría está formada por imputadaos en hasta cuatro casos de corrupción diferentes, pero que todos convergen en la financiación ilegal de su partido, motivo más que suficiente para ilegalizarlo.

La trama Gürtel salpicó a una decena de imputados del parlamento valenciano, cobrándose su última víctima el pasado viernes en Milagrosa Martínez, pendiente de la acción judicial. Figuran también como imputados casi una decena de secretarios autonómicos y docenas de directores generales y altos funcionarios de la Generalitat en las distintas piezas del caso.

Al margen de Gürtel, el PP vive también pendiente de la alcaldesa de Alicante y también parlamentaria, Sonia Castedo, imputada por el caso Brugal, acusada de cohecho, tráfico de influencias y revelación de información privilegiada del plan general de ordenación urbana al empresario Enrique Ortiz, también imputado en el Gürtel. El alcalde de Castellón, Alfonso Bataller, también está imputado en el Gürtel.

Además, el PP de Alberto Fabra está a la espera de la sentencia, una vez finalizado el juicio, del llamado caso Cooperación, en el que se juzgan las irregularidades en la concesión de subvenciones a una fundación que recibió 1,6 millones de euros para dos proyectos en Nicaragua, de los que solo llegaron a su destino 43.000 euros. El exconsejero Rafael Blasco, salió del grupo popular antes de que lo expulsaran, pero se mantuvo en su escaño.

Esto es solo la punta del iceberg de la casta política. Un nauseabundo modelo de Estado, en el que prospera el más corrupto, y roba más quien más alto llega. Un paradigma de la España actual, contra la que nos posicionamos. El pueblo español merece una Política de Calidad con unos Políticos de Calidad. PP y PSOE no lo son.

¡Ayúdanos a transformar España!