Cataluña no podrá convocar un referéndum sobre la independencia

10006951_10152424410704155_1111019897_nEl Pleno del Tribunal Constitucional (TC) ha fallado este martes que Cataluña no puede convocar unilateralmente un referéndum para decidir sobre su continuidad en España ya que, aunque avala su derecho a decidir como aspiración política, advierte que éste requeriría una reforma de la Constitución para ser efectiva.

Los falangistas llevamos meses diciendo que la consulta era una patochada de Artur Mas para, por un lado, seguir succionando al Estado en tanto que Rajoy sucumbiera a su discurso separatista, y en segundo lugar, en que se trataba de una maniobra distractiva de cara a la sociedad catalana: mientras cierra quirófanos, apaga la calefacción en los colegios y señala a Madrid, mantiene sus faraónicos despilfarros como la gran marcha por la separación, que copstó millones de euros que salieron del bolsillo de los pensionistas, desempleados, funcionarios con el salario congelado y asalariados catalanes.

El Tribunal Constitucional deja la puerta abierta a que, en el marco de una reforma constitucional, ello pudiera llevarse a cabo. Para esta sentencia, no hace falta un Tribunal Constitucional que cuesta millones. Lo sabía hasta el frutero. pero lo que no cuestiona el TC es que Cataluña no es, y nunca ha sido una nación, pues solo lo ha sido en la historia cuando su destino se ha unido al del resto de España. Por ello España sin Cataluña, dejaría de ser España, y por ello los falangistas nos oponemos con todas nuestras fuerzas. Ya solo falta lo más difícil: que lo entienda Mariano Rajoy.

¡Ni con Reforma ni sin ella!

¡España sin Cataluña no es España!