LA CORRUPCION SALPICA DE NUEVO AL PARTIDO POPULAR

El siniestro delfín de Esperanza Aguirre y sus relaciones oscuras con el Canal de Isabel II, nos muestran un nuevo escándalo que el Partido Popular está podrido hasta el tuétano. Esto lo demuestra la cantidad de “casos aislados” al que se suma este último. Ni el agua se salva de la voracidad de estos neoliberales cleptómanos.

Ignacio González y Esperanza Aguirre (Partido Popular).-

Lo que más nos llama la atención es que muchas de estas operaciones de corrupción donde se forraban unos cuantos canallas, han tenido lugar en época de crisis y recortes. Mientras muchos trabajadores fueron despedidos y muchas familias desahuciadas estos sinvergüenzas se enriquecían sin el menor atisbo de dignidad; capaces de hacerlo sin escrúpulos mientras eran cotidianos los dramas sociales que el pueblo español iban padeciendo.

Los falangistas llamamos a la rebelión contra un Sistema que apesta cada día más y que antepone la codicia de los mangantes al bienestar de la sociedad española.