Elecciones andaluzas: análisis de resultados

Captura de pantalla 2015-03-23 13.02.41Tras la jornada de votación de las Elecciones al Parlamento de Andalucía de 2015, Falange Española de las JONS quiere valorar el proceso y los resultados publicados.

Aun dentro de la modestia que evidencian nuestros resultados, no es menos cierto que nuestra formación ha doblado los votos de los anteriores comicios, casi alcanzando los 5000 votos. Este dato, lejos de convertirnos en partido de referencia, si nos permite aplaudir la campaña electoral de los falangistas andaluces, realizada con una gran pobreza de medios, que se ha suplido con la extraordinaria predisposición de las personas que han integrado las candidaturas, de las que han trabajado a pie de calle, de las que han sido entrevistadas por la prensa, y de las que no han dejado de llevar la voz del nacionalsindicalismo a una calle dominada por la izquierda, hoy más envalentonada que nunca, y a algunos medios de comunicación que han sabido quitarse el yugo de silencio con el que las élites acostumbran a acallar la continua labor de los falangistas.

En lo que respecta a la valoración de los resultados que afectan a todos los andaluces, no podemos menos que descubrirnos ante la maquinaria estalinista del PSOE: más de tres décadas de dominio absoluto en la autonomía, pese a que el socialismo ha robado miles de millones de euros a todos los andaluces (EREs, Mercasevilla, etc.), siguen dando sus frutos. Los medios públicos de la Junta de Andalucía y los medios de comunicación afines al régimen chavista (el de aquí) han cumplido sus objetivos: Canal Sur y los medios que apoyan al PSOE han sido fieles paladines de una candidata de perfil bajo, en la que se ha encarnado el socialismo más recalcitrante.

La derecha por su parte, ha pagado la nefasta política social y laboral. Ha podido más el empobrecimiento de los andaluces, que la campaña de mercadotecnia de un partido que carece de un proyecto para Andalucía, y que tan sólo busca ampliar su cortijo autonómico.

Por último, la que nos anuncian como sorpresa de las elecciones, que no ha sido tanta. Las grandes cadenas han dado cancha tanto a Podemos como a Ciudadanos, y eso se ha traducido en votos. Pero UPyD e IU se hunden, víctimas de su propia estrechez de miras. A los comunistas les pasa factura su nefasta política andaluza, su falta de renovación, y su discurso demagogo y anacrónico. Similar al proyecto separatista de los andalucistas, que afortunadamente se ahoga en el Mediterráneo.

Estos comicios han servido para que Falange Española de las JONS siga estando presente en la vida pública española, para cumplir con nuestra labor de denuncia, hasta que se den las condiciones de asaltar el poder. Por eso nuestro discurso no va dirigido hacia los que ya comparten el nacionalsindicalismo como única vía de salvación de España, sino hacia el 40 % de andaluces que no han salido de su casa, porque el discurso oficial del liberalismo, ya sea de izquierdas o derechas, no sólo no le convence, sino que le defrauda continuamente.

Por ello desde la Delegación Nacional de Política Municipal y Elecciones se sigue trabajando para que en las próximas Elecciones Autonómicas y Municipales, que en pocas semanas extenderán el clima electoral al resto de España, podamos seguir plantando cara al liberalismo, en esta ocasión, con sus propias reglas del juego.