El pueblo español no necesita a la monarquía juancarlista

El pueblo español no necesita a una monarquía que vive inmersa en el escándalo día tras día y que se desentiende del drama diario en el que viven sus compatriotas.

Los asuntos turbios de dinero siempre han acompañado al monarca español, y no son nuevos. A los dineros heredados de su progenitor tras su muerte, que se transfirieron a través de cuentas en Suiza, a los últimos titulares del Caso Noós, la actividad financiera de la Corona es un lastre más en la anodina concepción de la realidad que marca la Constitución Española.

Los españoles no necesitan a una monarquía que se aprovecha de los impuestos que pagan los parados, los deshauciados o los jubilados. Si es verdad que todos los españoles somos iguales en derechos y deberes, no se puede permitir ni un solo minuto más que por razón únicamente de nacimiento se de pábulo a toda una vida de privilegios y holgazanería.

La monarquía es una institución anacrónica.

La monarquía es una institución vacía de contenido.

La monarquía es una institución privilegiada que malgasta los recursos de un país arruinado.

La monarquía es una desigualdad entre todos los españoles.

La monarquía es… Juan Carlos I.

¡Basta de anacronismos!

El pueblo español no necesita transparencia en la Casa real. El pueblo español necesita tomar las riendas de su destino a través de una república. Luchemos por ella.