El Gobierno castigará combatir en el extranjero pero mantiene un ejército mercenario

descargaAunque los falangistas siempre hemos denunciado que España debía luchar contra el ISIS por ser un grupo terrorista que ha amenazado directamente la seguridad de nuestro país, las adhesiones del Gobierno de Rajoy en su seguidismo a Washington le han hecho caer en graves contradicciones. Cuando en la mañana de hoy martes 16 la prensa española anunciaba que el Gobierno planteará modificar el Código Penal para hacer frente a los españoles que se sumen a conflictos en el exterior, nos venía al pensamiento que precisamente el partido en el gobierno ha sido el principal impulsor de que aluvión de extranjeros formasen parte del Ejército Español, sustituyendo el modelo de reemplazo por un ejército puramente mercenario.

El gobierno español debe tener voz propia en el concierto internacional de las naciones, no ser una sombra de Berlin o de Washington. Las decisiones del Gobierno en lo que respecta a Rusia han supuesto un desastre para las exportaciones agrícolas a Rusia, socio comercial preferente. Sólo hay un camino: defender los intereses españoles en el extranjero, caiga quien caiga.