Campaña en defensa de la familia: Atacan la sede de FEJONS

La sede nacional de Falange Española de las JONS (FEJONS) ha sido atacada la pasada madrugada mediante el lanzamiento de algunos objetos y de globos con pintura que han causado desperfectos en la fachada del edificio, los ventanales y la pancarta que, con el lema “DEFIENDE LA FAMILIA, ES LO NATURAL”, cuelga de los balcones.

El ataque está directamente relacionado con la campaña en defensa de la familia que FEJONS lleva a cabo estos días coincidiendo con la semana del “orgullo”. Hasta ahora, esta sede no había recibido nunca un ataque similar.

FEJONS considera intolerable este ataque y espera que, tras la denuncia de los hechos a la Policía que sus responsables van a interponer esta misma mañana, los autores sean identificados y juzgados por este ataque que puede ser constitutivo de hecho un delito de odio.

FEJONS se ratifica –pese al ataque de los intolerantes- en su intención de defender a la familia como una institución básica para la sociedad. Una institución que no sólo no recibe la protección que merece en función de los servicios que presta a la sociedad sino que se ve agraviada por comparación con la promoción que se realiza de otras fórmulas de convivencia, siendo estas otras muy minoritarias.

Prueba de ello es esta semana del “orgullo”, en el que instituciones públicas y privadas se vuelcan en promocionar estos modelos de convivencia minoritarios con un entusiasmo y unas inversiones que, en cambio, no reciben las familias pese a ser la familia el modelo de convivencia natural y por ello mayoritario.
FEJONS denuncia, del mismo modo, el intento de imposición de la Ideología de Género que subyace a la asfixiante propaganda LGTB de estos días. Resulta muy significativo que la promoción del homosexualismo ponga de acuerdo –sin posibilidad apenas de expresar en libertad otra opinión- a todos los partidos del arco parlamentario, a las instituciones públicas y a los grupos de presión y empresas multinacionales.

Lejos de tratarse de la reivindicación de los derechos de grupos minoritarios, el homosexualismo constituye hoy la ideología oficial del Estado, que ejerce la coerción sobre quienes se atreven a disentir de ella amenazándoles con sanciones administrativas e incluso con penas de prisión por presuntos “delitos de odio”.

Adjuntamos algunas fotografías del ataque sufrido la pasada madrugada y de la campaña en defensa de la familia.