Artículo de nuestro candidato Fernando Rodriguez Mayo: La España “Europea” o ¿Por qué voto a FE de las JONS?

empresas-empleo-profesiones-donde-hay-trabajo-donde-hay-empleo-caminos-caminos-para-trabajarTe invitamos a leer este artículo de nuestro candidato a las elecciones al Parlamento Europeo, Fernando Rodríguez Mayo, veterano falangista:

“A veces tengo la impresión de que, a la vez que pasa la vida, también pasa España”

Siendo ‘cosecha del 64′ e hijo mayor en una humilde familia trabajadora, los lectores podrán comprender que uno ha visto y vivido una parte importante de los cambios sufridos en nuestra Nación -a mi juicio ‘sufrir’ define mejor la realidad que ‘acontecer’- y en la sociedad que en ella convive -la parte que a mi me preocupa ‘malvive o sobrevive’-. El final de la década de los 70′ fue algo total, importante, relevante según dicen o decían los ‘Padres de la Constitución’ y sus hijos, mutados ahora en voceros del sistema; un sistema convertido en régimen clientelar de falsos partidos, cuya actuación es de meras sucursales del Poder Financiero y la Banca Capitalista, grupos de oligarcas que manejan los hilos de la Economía y Política de la Pátria.

Mi recuerdo de aquellos años es bastante mas simple, cuando lo miro con los ojos de aquel chaval de 14 años.

Fueron unos años en los que ‘así, sin anestesia ni nada’, nos expropiaron el local que llevaba años cumpliendo su labor como Hogar Juvenil de un par de generaciones de chicos de la OJE, lo que anteriormente se denominó Frente de Juventudes, en el Ciudad Real del tardofranquismo y posfranquismo. Ruego nadie me venga con memeces pues, en dicho movimiento, han militado y se han formado como personas la mayoría de los ‘prohombres’ que hoy pululan por las mas altas instancias del Estado y la Política, aunque muchos traten de ocultarlo. Creo que la pretensión de ocultarlo es más por la vergonzosa degeneración de valores que han sufrido desde entonces, para enriquecerse o hacer engordar su fortuna de forma poco moral, que por la propia pertenencia a dicho movimiento. Lo anterior fue lo que un servidor, y otros tantos miles de muchachos, recibieron de la Democracia y, su prima mas famosa, la Constitución Española. Eso, y el recuerdo de no haber pasado, hasta ese momento de nuestras vidas, penurias, carencias, hambre ni calamidad alguna en la casa paterna -observando ahora con ojos casi gastados por la tristeza pero con corazón aún vivo de esperanza en pleno siglo XXI-.

La óptica de hoy me dice que, aquellos años, fueron el inicio de la Gran Estafa a los españoles

Aquel frenesí de colorido en las calles, algaradas progresistas en rojo fuerte, discriminación y criminalización de todo lo tradicional, mutación de “los franquistas de bien” en ‘demócratas’ de Alianza Popular o la UCD de Suárez,… Todo aquello fue, a juicio propio, el mayor embuste de la España moderna.

Los universitarios “hijos de papá”, los bancarios, los periodistas, los pelotas del régimen de Franco… resultaron ser la mayoría socialistas. ¡Y algunos mas comunistas que la famosa peluca de Santiago Carrillo!

Todo en pro de los maletines de Alemania y Estado Unidos: los famosos ‘maletines para la democracia’. Los maletines que no eran gratis, no. Esos jodidos maletines tenían un precio que ahora estamos pagando los de abajo, una vez que la casta ha enajenado totalmente los medios productivos españoles. Los pagamos los hijos de los que SI levantaron España en tiempos de Franco. Los hijos de aquellos que reconstruyeron la Madre Pátria después del desastre civil originado por las lesivas acciones de socialistas, comunistas y anarquistas en los años 30. Y todo aquello, según los bárbaros, por la democracia repùblicana en aquella España de entonces -opinión que mantienen, aún demostrada la falsedad de dicha afirmación-.

Ahora, la ocasión pinta peor aún. El momento es todavía mas delicado pues, hundida ya la clase del trabajo en España, marginados social y mediáticamente los movimientos críticos al sistema y estando los bandoleros ejecutando políticas que nos dictan extranjeros y desde tierras extranjeras, lo próximo que acontecerá y salió ayer a la luz a través de los medios des-informativos del régimen, es que se está trabajando para la creación de un Gobierno de ‘Gran Coalición PP-PSOE’, y que dicha coalición goza de la bendición de la Corona de España y las empresas del IBEX 35.

¿Y los españoles de bien no se dan cuenta de la infamia? En el PP, el PSOE, las empresas del IBEX 35 y en la familia del monarca de España hay personas imputadas por corrupción. Y no son una ni dos sino muchas (y las que no se dejan ver por una clara manipulación, no solo de los medios, sino también de la Justicia en España).

Pues bien, concluyendo, esta es la España “residual” generada por el hecho de rendir nuestra soberanía a la Unión Europea. Los únicos beneficiados han sido ese conglomerado de seres mutantes que conforman la Casta Oligárquica de la Nación y que, para tener contentos a los diversos poderes fácticos, no dudan en sacrificar el bienestar y calidad de vida, ganada, de millones de españoles de bien; de trabajadores que, ilusoriamente, creyeron a pies juntillas a sus ‘líderes’ salidos de una falsaria amalgama de socialistas, liberales, comunistas, progres, neoliberales y demás ralea o marcas blancas (tan de moda éstas últimas en la actualidad).

Creo que no es necesario dar motivos que argumenten porque soy falangista, ni porque la única opción política que observo Justa, Defensora del Trabajo, de la Unidad de España, de la Familia, de la Vida y de la Propia Dignidad del Hombre es la de Falange Española de las JONS.

Fernando Rodríguez Mayo.