FE de las JONS ante las novedades

Las recientes convocatorias electorales han hecho que las novedades sobre el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero y la banda terrorista ETA pasen desapercibidas. Por desgracia, la sociedad española ha degenerado mucho durante la última década pero resulta lamentable comprobar cómo la traición de un gobierno no despierta la indignación que mereciera. Si lamentable resultaba que un chivatazo pudiera haber salido del mismísimo Ministerio de Interior justificándolo en unas negociaciones de “paz” con los terroristas, ¿qué decir de un Presidente del Gobierno que directamente avisa a los terroristas a través de una tercera persona?

Todo esto coincide en el tiempo con el fallecimiento de Alfredo Pérez Rubalcaba, una de las figuras más siniestras del Régimen de 1978 pero alabado por los principales representantes de la clase política de forma casi unánime, y con la detención de un conocido terrorista como Josu Ternera en Francia. Curiosamente, de Francia es de donde provienen las actas que sacan a la luz la implicación de José Luis Rodríguez Zapatero. ¿Por qué esta información ha permanecido oculta durante una década? ¿Cómo es posible que los gobiernos del Partido Popular nunca fueran capaces de localizarla o sacarla a la luz?

Con los representantes políticos del terrorismo en las instituciones, el Régimen de 1978 opta por dejar pasar lo sucedido a cambio de una frágil tranquilidad social. La clase política del bipartidismo, a la que algunos como Podemos se han sumado con entusiasmo, prefiere actuar como si el terrorismo fuera un problema del siglo pasado y no una amenaza muy reciente. Nunca aprendieron nada de lo que sucedía en Vascongadas, como tampoco comprenden lo que está pasando a día de hoy en Cataluña.

Los falangistas siempre defenderemos que no puede existir paz sin justicia, y muchísimo menos con los terroristas que han estado asesinando durante décadas en pos de sus delirios secesionistas y marxistas. Por ello, negamos que hoy en día la banda terrorista ETA se haya disuelto y exigimos a las instituciones que no cesen de perseguir judicialmente a los terroristas; del mismo modo, continuamos llamando a la ilegalización de las organizaciones secesionistas como garantía de auténtica paz y seguridad entre los españoles.

Por último, Falange Española de las JONS no puede dejar de acusar al ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero por traicionar a los españoles y ceder ante los deseos de los asesinos; en un país normal, al contrario de lo que se ha impuesto en España, no dudamos que hubiera respondido ante la Justicia por ello.

A %d blogueros les gusta esto: