Norberto Pico: "La Justicia debe detener a Mas y aplicar el art. 155 de la Constitución"

En una reciente entrevista a medios digitales aún no publicada, Norberto Pico realizaba un rápido diagnóstico de la situación en Cataluña. Ofrecemos algunos extractos del cuestionario:

P. Señor Pico, ¿Cree que la situación de Cataluña es insostenible?

R. La situación de Cataluña es insostenible porque los partidos que diseñaron el actual Régimen así lo han querido. La situación que hoy vivimos no es sino una culminación de 35 años de concesiones de todos los gobiernos centrales al separatismo. PP y PSOE no han tenido un proyecto político para España, y ahora estamos pag­­ando las consecuencias.

P. ¿Le parece que estamos ante un callejón sin salida?

R. Rotundamente, No. Aunque si Rajoy y su gobierno siguen dando prebendas a CiU, entonces nos veremos abocados a una profunda brecha social. Y no me parece que estemos ante un callejón sin salida, porque Rajoy, dentro de la actual legislación, tiene todas las herramientas a su alcance para evitar el desastre separatista. Otro discurso es si el PP, que no cree en España como Patria, que ha vendido sus intereses a ese engendro llamado Unión Europea, quiera hacer uso de ellas.

P. ¿Qué medidas cree que hay que adoptar en el actual marco legal?

R. Como primera medida en defensa de la unidad de España y del bienestar de los españoles, el Gobierno debe ordenar la detención de Artur Mas y del resto de instigadores políticos, la suspensión de la autonomía, haciendo uso del artículo 155 de la Constitución. Así mismo, y de manera simultánea, debe aplicar los artículos 472 y 544 del Código Penal e ilegalizar a los partidos convocantes de la consulta ilegal.

P. ¿Cree que el Gobierno está llevando este asunto con diligencia?

R. No. Ciu siempre ha sido un poderoso aliado del PP en el Congreso. La crisis económica tensa, pero no rompe, la cuerda de la derecha. En las próximas elecciones generales, volveremos a ver un discurso relajado proclive al entendimiento. Lo importante para los partidos parlamentarios es mantenerse a toda costa en la esfera de poder, al margen de sus votantes. En este sentido, el Gobierno lo está haciendo muy mal, porque antepone sus intereses con CiU frente a los derechos de todos los españoles. Por eso el discurso de Rajoy es confuso, timorato y quebradizo. Rajoy se escuda en la estabilidad política como factor de confianza de los inversores. De nuevo supedita el interés general del pueblo español a los datos de la macroeconomía, de los mercados. Si Rajoy quiere la confianza de los inversores, lo que debe hacer es aplicar la ley y cortar los conatos de sedición en seco. Todo lo demás serán parches que en nada nos beneficia a los españoles, pero que seguirá dando alas al separatismo. Lo triste es que los partidos del llamado “bloque Constitucional”. No entienden que la identidad de España es un legado de siglos, de pasado y futuro, y su esencia es una decisión que no compete al presidente del Gobierno, ni a un partido político, ni siquiera a un Parlamento. La soberanía nacional y su unidad está por encima de las decisiones puntuales y partidistas. Nuestra obligación es siempre mantener y engrandecer España, para dejar un legado mejor a nuestros herederos.