La connivencia del PP y el separatismo catalán

A pocas horas de la comparecencia en la Audiencia Nacional, el ex ministro de Asuntos Exteriores José Manuel García Margallo ha acompañado al sedicioso Artur Mas durante un evento de propaganda en favor dela secesión catalana. este gesto no nos llamaría mucho la atención sino fuera por el drama que los catalanes están viviendo en Cataluña, donde los niños son segregados de los colegios, donde se impone una ideología, y donde se acosa a los catalanes que no son separatistas.

El PP muestra de esta manera lo poco que le importa España, mostrando una doble cara: en los telediarios se aparece como firme defensor de una españolidad en la que no cree, pues su patria es el dinero, y entre bambalinas (ya lo dijo Aznar) continúan “hablando catalán con sus amigos”. En las actuales circunstancias un ex ministro de España no puede departir con un traidor a España, con un incitador al odio ni con un separatista convencido.

Ésta es la derecha española, la que manda sofocar las protestas de los falangistas con una policía que recibe instrucciones para reprimir cualquier conato de españolidad mientras se abren los salones del Ateneo y de otras instituciones para los separatistas. La independencia se sirve en bandeja de plata gracias al PP del tonto útil Mariano Rajoy.