Juventudes Falangistas a favor de un modelo educativo que sea gratuito, de calidad, único y para todos los españoles.

Desde Juventudes Falangistas, conscientes del momento crítico que vive el sistema educativo español, inmerso en una dura pugna entre los dos grandes partidos, de izquierdas y derechas por el control ideológico de las aulas, denunciamos que el programa de recortes que está llevando a cabo el gobierno del Partido Popular, y que tiene su máxima expresión en la llamada Ley wert, afectará gravemente a las próximas generaciones de españoles, del mismo modo que la LOGSE y LOE fueron las responsables de la generación “Nini”.

España está a la cola de los paises europeos de su entorno en materia educativa. La falta de medios humanos y materiales es sólo una excusa que sindicatos y partidos esgrimen para ocultar la verdadera causa: la lucha ideológica por el control de la juventud. PP y PSOE, UGT y CCOO, buscan el monopolio doctrinal de los jóvenes: los escolares no son vistos como la gran esperanza del país, sino que son contemplados como potenciales votantes y contribuyentes. Durante décadas se ha dejado la gran responsabilidad de la educación en manos de las autonomías, en un juego peligroso que ha permitido el lavado de cerebro proseparatista en autonomías como Cataluña, Galicia, Andalucía o País Vasco.

Por ello, desde Juventudes Falangistas, queremos exponer a la opinión pública española nuestro posicionamiento a favor de la educación pública, gratuita y unitaria, y en contra de la mafia sindical:

  1. Denunciamos el recorte presupuestario en enseñanza concertada, y especialmente en la pública.
  2. Denunciamos que, según nuestras estimaciones, unos 600.000 alumnos se quedarán sin beca durante este curso escolar.
  3. Denunciamos que antes de que concluya el año 2013, dejará de haber unos 25.000 profesores en toda España.
  4. Denunciamos la subida de tasas universitarias, que impiden el acceso de los jóvenes sin recursos a una titulación.

Para solucionar esta situación decadente, reflejada en la pérdida de capacidades en lectoescritura, cálculo, idiomas y cultura general, proponemos las siguientes medidas:

  1. Las competencias en educación deben devolverse al Ministerio, recuperándolas del mercadeo al que se encuentra sometida por intereses privados de partidos, sindicatos, y autonomías, donde la educación de cada comunidad es distinta debido a las diferentes motivaciones de sus gobiernos.
  2. Fomento y promoción de la Formación Profesional, como medio de recuperar el alto nivel técnico alcanzado por España en el último tercio del siglo XX, orientándolo a la incorporación de los jóvenes al mundo del trabajo, y rompiendo las desastrosas cifras de desempleo juvenil que rebosan el 50 %..
  3. Dotar a los profesionales de la Enseñanza de más y mejores herramientas legales para ejercer su función: Dignificar su papel ante la sociedad, y reforzar su autoridad ante la sociedad, como forma de aumentar la disciplina, la educación y los valores positivos en las aulas.
  4. Fomento de la excelencia educativa. Debe primar el valor de los contenidos por encima de cualquier otro aspecto de la enseñanza. Los alumnos españoles deben destacar por su excelencia y por la adquisición de un nivel digno de conocimientos que les permita desarrollarse en un ambiente competitivo y cambiante.
  5. Fomentar y dignificar la Educación pública. Aumentar el presupuesto de Educación de manera que ningún joven español con capacidades carezca de Educación por falta de medios. La Educación nacional del pueblo ha de ser el principal desvelo del Estado.
  6. Fomentar el conocimiento multicultural, y el aprendizaje de idiomas extranjeros como medio de desenvolverse en un mundo global, sin menoscabo de promover el empleo, con apoyo en los programas Erasmus y Comenius entre otros.
  7. Fomento del programa Séneca de intercambio estudiantil y educativo temporal, entre estudiantes de las diferentes regiones de España, extensible a la FP.
  8. Convertir a los centros de enseñanza en auténticos centros de dinamización cultural y educativa en su entorno municipal y comarcal.

¡¡¡ La educación pública no es un gasto, es una inversión !!!

 Juventudes Falangistas