El caso Faisan llega al juzgado sin Rubalcaba en el banquillo

imagesSiempre que en España ha habido un escándalo relacionado con ETA y la lucha antiterrorista, las siglas PSOE han estado detrás. Si en los años ochenta fueron los GAL, y en los noventa los pactos de gobierno con HB, EH y otras marcas electorales proetarras, en 2006 el escándalo se llama Faisán.

Por su gravedad debemos hacer memoria. El 4 de mayo de 2006 se estaba llevando a cabo la operación antiterrorista conocida como “Urogallo”, que se desarrollaba conjuntamente con Francia, para desarticular el aparato de extorsión etarra. Los cabecillas de ETA debían recibir, del dueño del Bar Faisán, en Irún, que formaba parte de la banda, 54.000 euros procedentes de los últimos chantajes. La entrega fue suspendida y los etarras no fueron detenidos por un chivatazo anónimo proveniente de las Fuerzas de Seguridad del Estado. Aún estaba vigente el pacto del presidente Zapatero con ETA.

Después de pasar por tres jueces instructores, el caso concluyó con la imputación de dos hombres de paja, que pese a ser mandos policiales (Enrique Pamies y José María Ballesteros), no explican la conexión política, y el origen de una orden, que por su gravedad solo pudo proceder del entonces Ministro del Interior, el siniestro Pérez Rubalcaba, o del ex Director General de la Policía Víctor García Hidalgo, quien durante los interrogatorios afirmó que se enteró de la filtración por los medios de comunicación. Es más: en la investigación policial del chivatazo, se sostiene la tesis de que el motivo del chivatazo fue evitar la detención del dirigente del PNV Gorka Aguirre, que se llevaría a cabo simultáneamente al encuentro de Josu Jon Imaz con Zapatero, en Moncloa, para manifestar el apoyo del nacionalismo vasco al proceso, que culminaría, como hemos visto los últimos meses, en dar a ETA entrada al control de las instituciones vascas.

Las cloacas del Estado de nuevo al descubierto. Nuevamente el PSOE tejiendo artimañas oscuras que benefician al entorno terrorista y que sin embargo, perjudican a todos los españoles y a la propia esencia de la Patria. Nuevamente un escándalo político que queda impune y nuevamente una serie de políticos corruptos a los que une su “antiespaña”, que mantienen su acta de diputado, sufragada por todos los españoles. ¡Basta de corrupción! ¡Basta de connivencia con el separatismo! ¡Basta de engaños!¡Basta de impunidad!