Un ilusionante proyecto de vida en común frente a separatistas y a separadores.

Los falangistas solemos decir que amamos España porque no nos gusta. Efectivamente, aspiramos a un país mucho mejor: en bienestar y en bienser.

Cuando los falangistas pronunciamos la palabra «España», además, queremos decir «toda España», «todos los españoles». Sin medias tintas, sin ambages. De ahí que, si nos repugnan, sin excepción, todas y cada una de las maniobras separatistas de los nacionalistas, no menos nos asquean las acciones de los separadores, quienes, en definitiva, ayudan a los separatistas a desgarrar territorialmente España y a quebrar la convivencia de los españoles.

Si la nación está en el ojo del huracán, es porque frente a las indeseables fuerzas centrífugas hay escaso saldo, y lo poco que hay es la letal herencia de una «transición» que, en definitiva, se limitó a fabricar un «apaño» para que todas las «familias» pudieran meterle mano impunemente al pastel. Ni qué decir tiene que de aquellos polvos estos lodos.

En España ha faltado y falta, efectivamente, un sugestivo proyecto de vida en común —a decir de José Ortega y Gasset o del propio José Antono Primo de Rivera— que no han ofrecido ni pueden ofrecer instituciones como la desacreditada monarquía borbónica, el cleptómano y tripero andamiaje autonómico ni, por supuesto, unos partidos políticos convertidos en mafias al servicio de minorías privilegiadas.

España podrá sublimar la deriva separatista si —y sólo si— la bandera de la reconciliación viene teñida de un fuerte sentimiento de fraternidad, de escrupuloso respeto por las diferencias y, sobre todo, por un proyecto político, social, cultural y económico radicalmente distinto a lo que impera y oprime —el liberal-capitalismo— y capaz de convencer a la gran masa de españoles de que es infinitamente mejor estar juntos, que no manipulados y entregados al fratricidio. O esto o acabaremos, para divertimento de quienes por acción u omisión desprecian una idea superior como es «España», convirtiéndonos en una Yugoslavia cualquiera.

Falange Española de las JONS