Mas dilapida Cataluña y ahora pide dinero al resto de España

farLa frenética carrera “per la independencia” de Cataluña ha dejado un reguero de caos fiscal en Cataluña. Y es que las camisetas, las esteladas, las subvenciones del millón de euros a asociaciones satélites como Omnium Cultural y las prebendas al círculo de influenciados no se pagan solas.

Cataluña ha cerrado quirófanos, centros de salud, ha recortado en ayudas sociales… y todo para pagarse un sueño irrealizable. Las farmacias catalanas no han visto ni un euro desde verano y los colegios concertados cobran tarde. en esta esquizofrénica historia solo cobran los Mossos d´esquadra, cuyas nóminas asumen el terrible Ministerio del Interior del Gobierno de España.

Artur Mas se ha pulido el dinero de todos los catalanes en sus caprichos separatistas. Y ahora pide dinero al Gobierno, unos fondos que son de todos los españoles. El asunto es más irritante porque Cataluña ha recibido 37.000 millones de euros de este fondo durante los últimos tres años (el equivalente al que han recibido diez comunidades autónomas juntas).

Este asunto, que no deja de ser anecdótico, demuestra sn embargo un nuevo fracaso del sistema autonómico. España no puede permitirse el lujo de mantener una estructura de estado mil millonaria, en la que las aspiraciones de unas pocas regiones arrastren a la pobreza al resto del país. Los nacionalsindicalistas apostamos por un modelo igualitario para todas las regiones españolas, que devuelva las competencias a los ministerios y vele por la austeridad, la eficacia y la eficiencia como criterios de gestión. # Ahora los falangistas.