La operación Charlie Hebdo de la UE y el fin de la privacidad de los europeos

ue_drapeauxLas sombras que rodean el caso Charlie Hebdo, y sus similitudes con el 11M español, evidencian que las potencias occidentales siguen empleando el miedo para gobernar. Propiciando un dramático atentado como el de París, los principales gobiernos han iniciado una ofensiva contra la privacidad de los ciudadanos: el control aeroportuario, fisgonear en nuestras conversaciones de telefonía o localizarnos a través de GPS en tiempo real son solo algunas de las actuaciones de control social que se vienen haciendo, y que quieren ampliarse.

Europa sigue recortando derechos al mismo ritmo que engrosa las cuentas corrientes de los eurodiputados. Europa sigue renunciando  a su identidad, facilitando el acoso islámico. Europa sigue sin tener un destino, que la haga merecedora de elegirla como opción de destino, frente al prometedor destino individual de sus naciones integrantes.

Por ello una vez más no nos sentimos partes de esta Europa decadente. Frente a la Unión Europea, apostamos por la Europa de las Naciones.