Izquierdas y derechas firman la autodestrucción de España

2El acuerdo que hace unas horas han rubricado los líderes de PSOE y Ciudadanos supone un punto de inflexión en el desarrollo de los acontecimientos políticos de los últimos meses, y un agravamiento de la alianza entre esa “izquierda moral” y “derecha económica” que hace tiempo se funden en una sola corriente política, con distinto color, y terribles consecuencias.

En España, los triunfos de la izquierda moral siempre han significado muerte. El PSOE de Pedro Sánchez nos trae el aborto libre (con plazos desde los 16 años) y la eutanasia. La falta de moral de la izquierda populista nos trae, con este acuerdo y el beneplácito de Albert Rivera, legalización de los “vientres de alquiler”, la introducción de un nuevo delito de discriminación (con inversión de la carga de la prueba, como con los de violencia de género), revisión de los Acuerdos Iglesia-Estado y el impulso de la injusta “Ley de Memoria Histórica”.

Por otro lado, los triunfos de la “derecha económica” han supuesto empobrecimiento, aumento de impuestos y seguidismo europeísta. Así Rivera, con el apoyo del “progresista” Pedro Sánchez, abaratará el despido improcedente, simplificará los contratos -casi alcanzando el modelo único- para ir eliminando el principio de causalidad de los mismos, implantará la tarjeta sanitaria universal incluso para los extranjeros irregulares, y derogará la prisión permanente revisable, más cesiones de soberanía a la UE y otros organismos internacionales -con expreso apoyo al Plan Juncker y a “la gobernanza global”, etc.

Los autónomos españoles pagarán más y ganarán menos, los asalariados serán tratados aun más, como una simple mercancía en el “mercado de trabajo”, el pueblo español gozará de menos derechos civiles… Gracias a PSOE y C´s, tendremos, por desgracia, más liberalismo, más inmoralidad, menos soberanía, y menos derechos sociales. Lo peor es que enfrente, en la calle Génova, el programa tiene casi los mismos puntos, pero con distintas intensidades.

Frente a este ataque a los españoles, los falangistas seguimos proponiendo un modelo alternativo, basado en la eficacia y en la eficiencia, regido por el respeto a la dignidad humana, con la persona como centro: más soberanía, más protección social, más ayudas a las familias españolas, mejor sanidad, mejor educación y un sistema de justa retribución: la empresa y la tierra para quien la trabaja.