El gobierno recorta en pensiones para pagar las deudas generadas por el régimen autonómico

Nuevamente el Gobierno del PP se excusa en la crisis para imponer manu militari recortes en derechos sociales. con el pensionazo, espera recaudar nada menos que 33.000 millones de euros, que dejarán de percibir los españoles, y servirán no para mejorar la sanidad, ni la educación, ni financiar la ley de dependencia. Tampoco permitirá aumentar el nivel de vida de los empobrecidos españoles ni mejorar la situación de los grupos sociales en riesgo de exclusión. El “pensionazo” servirá para sufragar y sostener las estructuras políticas y administrativas (monarquía, partidos políticos y autonomías) que mantienen el régimen vigente.

Los pensionistas son la línea de flotación del actual sistema social: la familia está soportando absolutamente todos los ataques de la troika: hipotecas impagadas, desahucios… en cientos de miles de hogares españoles el suelo de los pensionistas se estira para dar de comer a padres, hijos y nietos, por lo que el alcance de estas medidas resulta descorazonador. Mientras tanto, los políticos mantienen sus faraónicas obras, sus dislates autonomistas y su derroche en trivialidades. Los llamados agentes sociales, que deberían haber denunciado esta situación, no han querido poner en peligro sus mil millonarias subvenciones, dejando solos a los pensionistas. Tan solo el sindicato falangista UNT ha sabido dar respuesta a este atropello.

El aún presidente Rajoy miente:

  • Al esgrimir que España es el país que más recursos destina a pensiones, cuando en realidad es uno de los que menos invierte, con un exiguo 10 %, cuatro puntos por debajo de la media europea.
  • Cuando afirma que la crisis ha acelerado el desequilibrio entre ingresos y gastos, ya que este desbarajuste es imputable no al aumento del gasto en pensiones, sino a la caída de ingresos, que es donde se deberían buscar soluciones de estímulo económico.
  • Miente cuando dice que los pensionistas no van a perder poder adquisitivo: las nuevas pensiones dejaran de regirse por el IPC, por lo que la inflación produce un empobrecimiento generalizado.

El Gobierno, no debería tocar el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, pues únicamente este esfuerzo recae sobre los hombros de los trabajadores, en lugar de gravar las rentas más altas y que casualmente, son las que más impuestos evaden. Además, debería invertir en empleo de calidad, aumentando por consiguiente las cotizaciones de calidad, en lugar de apostar por el modelo alemán de microempleos, que conduce a un régimen de semiesclavitud.

Falange Española de las JONS es la única solución posible al capitalismo, es la única alternativa al régimen vigente y es la única esperanza de los españoles. 

¡Únete a nuestra rebelión!

¡¡COLABORA!!