Rajoy pone a un ministro para dos meses

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Nuevamente, el por poco tiempo presidente del Gobierno, ha realizado un cambio insustancial en su Gobierno. Ha nombrado ministro de eucación a Iñigo Mendez de Vigo, en sustitución del poco mediático  José Ignacio Wert. La medida es absurda porque llega al inicio de las vacaciones escolares, y en medio de la polémica sobre el adelanto electoral, con lo que este cambio, no tendrá ningún tipo de consecuencias. Un simple lavado de cara, con visos electorales.

Puestos a cambiar, a los falangistas se nos ocurre que se podrían introducir interesantes cambios en la educación española: cambios en las competencias, que deben volver al Ministerio de Educación, cambios en los programas escolares, velando por su veracidad, cambios en la consideración social de los docentes para que no sean ninguneados por los padres, cambios en las composiciones de los claustros para despolitizarlos, cambios en los presupuestos asignados para que los niños no tengan que llevar el papel higiénico de casa, mejores infraestructuras, para que no haya miles de niños españoles en módulos prefabricados… Quizá con estos cambios, tendríamos un panorama educativo mejor: mejor educación, mayor calidad, mejor gestión educativa, mayor eficiencia en los planes de estudio… y dentro de unos años, podríamos llegar a tener una sociedad mejor.

Pero la casta de PPSOE y la neocasta de Podemos y Ciudadanos no van a cambiar las cosas. Van a seguir utilizando la educación, como un instrumento al servicio de sus intereses partidistas. Así nos luce el pelo.