¿Qué hará FE de las JONS tras el 28S?

pujol-con-aznar-en-el-delta-del-ebroDel resultado que arrojen las urnas el próximo 27 de septiembre, cambiará la percepción de los españoles por la política. Si gana una opción de las llamadas por los medios del régimen “constitucionalista”, entiéndase PP, PSOE, Cs, UPyD… nada cambiará. continuarán sin solucionar los graves problemas que han traído la cesión de competencias a las Comunidades Autónomas. En Justicia Social, seguirán manteniendo los quirófanos cerrados, los niños seguirán sin ir adesayunar al colegio y las dádivas para contentar a los escandalosos y molestos separatistas continuarán como hasta ahora. Los falangistas seguiremos oponiéndonos a las políticas derechistas y neoliberales que se vienen poniendo en práctica desde hace años.

Pero si gana la opción separatista, y prostituyen el resultado de las elecciones autonómicas para convertirlas en plebiscitarias, intentarán soltar marras y desprenderse del resto de España. No nos rasguemos las vestiduras ahora: el Estado Catalán se viene creando desde hace años, financiado por todo los españoles y capitaneado por Jordi Pujol primero, y su delfín Artur Mas después, con el apoyo económico y la connivencia política de Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. Todos ellos han orquestado el desmembramiento de España, del que ya queda, solamente, asistir a la función final. No hay vuelta atrás.

El gobierno del PP cree inocentemente que en un último minuto, a cambio de una jugosa concesión (IVA, IRPF, etc) se puede volver al statu quo anterior. Grave error. Una vez que se ha cebado el afán separatista, ya está todo listo. Ya no es un problema de dinero. Ahora sí entra en juego el sentimiento separatista y su odio a España.

Por eso los falangistas nos posicionamos en contra. Y si el día 28 de septiembre, nos despertamos con un intento de secesión, o una independencia consumada, trabajaremos con todos los medios a nuestro alcance para recuperar una tierra tan española, bella e irrenunciable, como es Cataluña.