Occidente intoxica para desviar la atención sobre el genocidio Palestino

obamaEl extraño derribo del avión de tripulantes de Malasian Airlines, parece haber sido una operación de intoxicación generada por la entente Unión Europea-EEUU para, por un lado forzar una resolución de la ONU que permita intervenir sobre el terreno, y por otro desviar la atención de conflictos igual de crueles como el de Palestina.

Barack Obama, el lamentable premio Nobel de la Paz que menos ha hecho internacionalmente por ella, se ha apresurado a golpear primero. EEUU vuelve a utilizar los casus belli que empleó con el Maine, el Lusitania o Pearl Harbour. La zona está caliente, y Donesk es una puerta entre la decadencia de Occidente, o el ascenso del euroasiatismo de Putin. pero en esta lucha de titanes, España sigue sin tener una posición propia y sigue ciegamente los dictados de la Unión Europea, intoxicando.