2 DE MAYO: NUESTRO GRITO DE INDEPENDENCIA SE LLAMA ¡ESPAÑA!

2mayoDesde hace años cada 2 de mayo se celebra en España el Día de la Independencia. Para Falange Española de las JONS siempre ha sido una jornada de afirmación española, de obligada de lucha y de reflexión en la que, pese a conmemorar el grito de esperanza surgido en 1808 contra la ocupación francesa de nuestra Patria, cada año está más de actualidad que nunca.

España está hoy ocupada de la misma manera que hace 200 años. Está invadida por tropas extranjeras que -mediante pactos y alianzas- han establecido parte de su flota naval o aeroespacial en territorio español. Así ocurre con la base americana de Rota; o con la ocupación colonial de Reino Unido en Gibraltar; y con las amenazas territoriales que diariamente se suceden en Ceuta y Melilla por parte de Marruecos; Mallorca (donde buena parte de la isla no es propiedad de españoles); y en País Vasco y Cataluña, principalmente, donde planea la amenaza de la separación.

Pero también hoy, queremos denunciar una vez más la existencia de cientos de multinacionales que inundan las calles españolas con sus locales comerciales, y que han aculturado al pueblo español. Los españoles vestimos a la moda americana, escuchamos su música, vemos su cine y comemos su comida. El american way of life ha entrado en nuestros hogares, en nuestras conversaciones y en nuestra manera de pensar. Estamos a su servicio. Ahí también necesitamos reivindicar los valores de la cultura hispánica.

Pero también necesitamos independencia política y económica. España ha sido secuestrada por grandes potencias de Europa, y por China. Quizá sea más acertado decir que nos hemos echado en brazos de los secuestradores. Nos vendieron la gran mentira de Europa, donde tan sólo unos pocos han prosperado, mientras que se ha cargado con todo el peso de su financiación al pueblo español, que votó en contra. España cedió a cambio de autovías y líneas férreas, su planificación industrial y agrícola, su economía, su sistema de justicia y el control sobre las políticas de empleo. Por si fuera poca cesión a Bruselas, y sin una moneda propia para los españoles, China se ha hecho cargo de gran parte de la deuda española, que rebasa el 100 % del PIB, la deuda más alta jamás contraída por España. Con un paro del 20% y la dependencia de las políticas económicas de Bruselas, España no tiene independencia para poder reaccionar. Depende de las decisiones de París, Berlín y Bruselas para planificar la economía, pero también de Pekín, nuestro mayor prestamista que,a cambio, inunda nuestro mercado con productos de dudosa calidad afectando gravemente a los intereses de la industria española.

Por ello, ante este desolador panorama, los falangistas nos plantamos ante esta situación, y gritamos ¡España! como nuestro grito de guerra. Porque es a España a quienes debemos devolver la independencia, para poder ayudar al pueblo español. solo así podremos echar a los invasores de nuestra tierra. Solo así España podrá ser libre.