Falange Española de las JONS cree necesario un 155 Social

Entre los peligros que España tiene que afrontar con el desafío separatista en Cataluña se encuentra la unidad de la clase trabajadora española. Dividir a los trabajadores y sus luchas solidarias por ganar mayores derechos sociales y mejorar sus condiciones de vida con una distribución justa de la riqueza, es la postura más reaccionaria y antisocial que podamos concebir.

Y esto lo sabe perfectamente la izquierda española, que siempre ha levantado la bandera de los trabajadores por encima de todo. Por eso resulta incomprensible que esa denominada “izquierda” morada, de tintes trostkistas y anarquistoides, al albur de oligarcas millonarios como Jaume Roures, Soros y otros, se alinee con las fuerzas oscuras del separatismo catalán, amparando la insolidaridad de clase e ideologías supremacistas de claro trasfondo racista, clasista y xenófoba contra compatriotas con los que llevan compartiendo siglos de historia.

En la era del globalismo capitalista, cuando vivimos un proceso agudo de proletarización de las clases medias y una concentración de la riqueza en cada vez menos manos, como nunca habíamos visto en épocas pasadas, queda en evidencia que una de las pocas cosas que le quedan a los trabajadores para hacer frente a la ofensiva neoliberal es la Patria. Y cuanto más fuerte y grande sea esa Patria, mejor para los trabajadores. Y elevar a la clase trabajadora a clase nacional ha estado siempre en el ADN de los movimientos, partidos y sindicatos, como el nacionalsindicalismo, que han intentado llevar a la práctica la construcción de Estados revolucionarios.

Por ello, desde FE de las JONS saludamos sinceramente que personas públicas y conocidas de la izquierda de nuestro país levanten, por fin, la bandera del sentimiento nacional y hagan frente a la locura reaccionaria de los separatistas en Cataluña y en otras regiones de España.
Desde la diferencia política, los falangistas daríamos la bienvenida a la izquierda real, la que se alumbró en tantos movimientos socialistas que buscaron, a veces con formas equivocadas, la justicia social y la superación de este sistema injusto que es el capitalismo. Y que lo haga desde la realidad histórica que es España, Patria común e indivisible de todos los españoles, de los que la mayoría son los trabajadores, los campesinos y los soldados.

Esa Patria social que en estos momentos no sólo se juega su unidad e integridad, sino también su futuro como sociedad más justa y solidaria. Por eso, los falangistas también pedimos un art. 155 social, que intervenga toda la nación, que limpie nuestra tierra de oligarcas y vendepatrias, que traiga la dignidad a los que levantan día a día la nación con todos los sacrificios.
Por ello luchamos y llamamos a todos los españoles en este momento histórico. Y lo haremos con todos aquellos que sepan entender que la lucha por la nación y por la justicia social es una misma lucha.

Falange Española de las JONS