Los falangistas en las elecciones europeas

Las elecciones al Parlamento Europeo del próximo mes de mayo parecen estar despertando un interés superior al de anteriores convocatorias. Ese interés creciente debería ser la reacción lógica de los españoles a las políticas de recorte impuestas a España por la Troika y que, además de suponer una pérdida de derechos sociales importante, ponen de manifiesto la falta de soberanía de nuestra nación.

Sin embargo, pese a la influencia decisiva de las instituciones europeas en las políticas nacionales, buena parte de los españoles seguirán interpretando las elecciones europeas en clave doméstica, utilizando su voto para premiar o castigar a los partidos del régimen. Y ese es precisamente el motivo por el que se ha suscitado un interés especial por estos comicios.

El desencanto del electorado con los partidos mayoritarios es grande, habida cuenta de su desprestigio a consecuencia de la corrupción generalizada y de la incapacidad de los sucesivos gobiernos para solucionar los problemas de los españoles. Es razonable por ello pensar que las elecciones europeas próximas registrarán un importante ascenso de opciones políticas hoy minoritarias.

Norberto Pico, jefe nacional de FE de las JONS.-

Quienes no busquen alternativas al régimen sino simplemente dar un tirón de orejas a socialistas y populares podrán votar a alguno de los partidos minoritarios ya consolidados, UPyD y Ciudadanos principalmente. Son opciones que presentan críticas razonables a PSOE y PP en aspectos importantes como es el modelo territorial, pero que comparten con ellos otros no menos importantes como es el modelo económico o aquellos que atañen directamente a los valores como son el aborto o el “matrimonio” homosexual. Más de lo mismo.

Quienes, en cambio, entendiendo que no se trata de un problema de actores sino de guión desean plantear una alternativa al régimen, habrán de otorgar su apoyo a las fuerzas políticas que proponen modelos políticos, económicos y sociales distintos a los vigentes.

Los falangistas tenemos ese proyecto alternativo al régimen que España necesita. Defendemos la soberanía nacional frente a la actual sumisión a las organizaciones internacionales. Proponemos un modelo de unidad frente a la disgregación y el despilfarro del régimen autonómico. Apostamos por nuevas estructuras económicas frente al caduco e injusto modelo liberal capitalista vigente. Fundamentamos nuestra actividad política en la defensa de la dignidad humana, desde su concepción y hasta su muerte natural. Promovemos una regeneración ética de la política frente a la corrupción y el cainismo partidista. Somos la alternativa.

Conscientes de ello pero sabedores de la complejidad de hacer efectiva dicha alternativa, Falange Española de las JONS ha realizado un llamamiento a todas las organizaciones falangistas para promover una candidatura falangista unitaria en las próximas elecciones europeas. El objetivo es dar la mayor difusión posible a la alternativa nacionalsindicalista, incidiendo en las propuestas defendidas por todos los falangistas más allá de los proyectos, estrategias e interpretaciones legítimas de cada organización. Una candidatura reconociblemente falangista y en la que todos los falangistas se puedan reconocer.

2014 puede ser el año del despegue definitivo de las opciones alternativas al régimen. De los falangistas dependerá que nuestra alternativa no pierda esta oportunidad.