El Régimen del 78 quiebra la Seguridad Social

El Régimen de 1978 ha destruido el Estado del Bienestar construido, entre otros, gracias al esfuerzo de insignes falangistas como José Antonio Girón de Velasco. Según un informe remitido por el Tribunal de Cuentas al Congreso de los Diputados, la Seguridad Social se encuentra en una quiebra técnica al registrar unos 100.000 millones de pérdidas acumuladas desde el año 2010. Los datos abarcarían hasta el 31 de diciembre de 2017, pero año y medio después no hay muchos motivos para ser optimistas.

Desde el año 2010 hasta hoy España ha tenido tres Presidentes del Gobierno distintos y ha pasado por un total de cuatro elecciones generales. Entre medias, hemos vivido el auge del desafío secesionista y la irrupción de unos nuevos partidos en teoría alternativos al bipartidismo, pero de los cuales la corta experiencia nos ha confirmado que su aspiración es a mantener intacto el actual status de poder en España. A lo largo de estos años hemos escuchado a los representantes políticos, ya fueran del bipartidismo o de los nuevos aspirantes, presumir de haber salvado al Estado del Bienestar o de haber contribuido a ello con su presencia. Pero la estadística no engaña.

Revertir la quiebra de la Seguridad Social no va a ser cosa de una legislatura, como desearían los acaparadores de poltronas cuya visión cortoplacista les impide pensar en el futuro de nuestro país más allá de los intereses propios de sus partidos. Al igual que sucede con otros problemas estructurales que el Régimen ha agravado, urge tomar decisiones valientes y tener muy claro qué clase de nación queremos ser. Esto es imposible encontrarlo tanto en la socialdemocracia de Partido Socialista y Podemos, más preocupados por inexistentes discriminaciones de género que por la sostenibilidad del sistema de pensiones, como en el neoliberalismo de Partido Popular, Ciudadanos y Vox, quienes no ocultan que su modelo ideal pasa por fomentar las privatizaciones de los seguros sociales en lugar de trabajar por un Estado del Bienestar digno.

Frente a los cantos de sirena de socialdemócratas y neoliberales, Falange Española de las JONS llama a salvar la Seguridad Social ahorrando gastos inútiles al Estado (como la mayoría, por no decir la totalidad, de las remuneraciones que perciben los cargos públicos del Régimen, por muy electos que sean); del mismo modo no dejaremos de recordar que la crisis de nuestro modelo asistencial está relacionada con la pérdida de población entre los españoles, motivo por el cual es urgente acometer una serie de medidas encaminadas a apoyar la natalidad e incrementar la población de nuestro país y, por ello, el número de futuros cotizantes.

A %d blogueros les gusta esto: