La connivencia del PP y el separatismo catalán

A pocas horas de la comparecencia en la Audiencia Nacional, el ex ministro de Asuntos Exteriores José Manuel García Margallo ha acompañado al sedicioso Artur Mas durante un evento de propaganda en favor dela secesión catalana. este gesto no nos llamaría mucho la atención sino fuera por el drama que los catalanes están viviendo en Cataluña, donde los niños son segregados de los colegios, donde se impone una ideología, y donde se acosa a los catalanes que no son separatistas.

El PP muestra de esta manera lo poco que le importa España, mostrando una doble cara: en los telediarios se aparece como firme defensor de una españolidad en la que no cree, pues su patria es el dinero, y entre bambalinas (ya lo dijo Aznar) continúan “hablando catalán con sus amigos”. En las actuales circunstancias un ex ministro de España no puede departir con un traidor a España, con un incitador al odio ni con un separatista convencido.

Ésta es la derecha española, la que manda sofocar las protestas de los falangistas con una policía que recibe instrucciones para reprimir cualquier conato de españolidad mientras se abren los salones del Ateneo y de otras instituciones para los separatistas. La independencia se sirve en bandeja de plata gracias al PP del tonto útil Mariano Rajoy.

Holanda, Francia y la Europa que se avecina

Los resultados electorales de Holanda no han dejado indiferentes a nadie. La subida de Groenlinks (los verdes de Holanda), la previsible victoria de liberales y democristianos pro Unión Europea, y el aumento de votos del partido euroescéptico de Geene Wilders no auguraban, sin embargo, la defenestración del PVDA socialista holandés.

La Unión Europea hace aguas por todas partes: el pueblo europeo no se identifica con la estructura supranacional impuesta a los países a costa de su soberanía. Sus políticas económicas solo buscan esquilmar los bolsillos de los trabajadores, y desmontar el estado del bienestar. Por otro lado, la multiculturalidad impuesta como medida de eliminación de barreras nacionales es rechazada por la mayor parte de los electorados, lo que explica en buena medida procesos de recuperación de la soberanía como el brexit.

En Francia, todas las miradas están puestas en el Frente Nacional, que asume el reto de luchar contra todos los demás, una vez más. Sin embargo, numerosas voces se alzan contra la imposición de las políticas neoliberales de Bruselas. ¿Estaremos ante el inicio de un verdadero movimiento de recuperación de soberanía para las naciones de Europa?

La victoria de ETA y la sumisión del parlamentarismo

 

Los voceros del régimen se han apresurado a aplaudir la decisión de la banda terrorista ETA de entregar las armas. No nos engañemos. Este gesto tiene trampa, y no nos lo van a contar.

Desde Falange Española de las JONS, queremos puntualizar algunas cuestiones que quieren ocultarnos.

en primer lugar, ETA entregará solamente aquellas armas procedentes de robos o del mercado negro, pero evitará entregar aquellas otras que hayan sido empleadas en los asesinatos de guardias civiles, mossos d´esquadra, ertzainas, militares o políticos españoles, impidiendo proseguir con las investigaciones policiales.

La gran mayoría de políticos parlamentarios aplauden la medida con mayor o menor algarabía, cuando lo cierto es que nadie se ha preguntado cual es el precio de esta medida. Los falangistas estamos seguros de que tener a ETA en las instituciones no vale este alijo. No queremos que los etarras pasen de ser asesinos a sueldo, a políticos a sueldo pagados con nuestro dinero.

Francia ya ha declarado que será inflexible. En España, sin embargo, no podemos fiarnos de un presidente del gobierno, en cuya época de ministro del interior ordenó el reagrupamiento de más de un centenar de presos en cárceles vascas, y el excarcelamiento de más de 300 etarras, de los cuales más de medio centenar tenían delitos de sangre y alguno, como Iñaki Bilbao, aprovechó la amnistía para asesinar al concejal Juan Priede.

Con estos antecedentes, no podemos por menos que mostrar nuestro rechazo más absoluto al PP, al presidente Rajoy, y a la banda terrorista ETA convertida ahora en moneda de cambio entre el gobierno del PNV y el gobierno central.

 

Sentencia del 9N: otro paso más hacia la desintegración de España

CDC / CC by 2.0 https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/

Conocida ya la sentencia del juicio sobre la consulta del 9N, Falange Española de las JONS desea hacer pública su postura hacia la misma:

En primer lugar, FEJONS no comparte la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, pues nos parece no sólo insuficiente en su cuantía, sino que en su calidad no ha juzgado graves delitos que se han cometido contra España y los españoles como sedición, traición, malversación de caudales públicos y prevaricación. Por ello valoramos esta resolución como un guiño de cara a la caterva liberal que sustenta este régimen felipista, de manera que por un lado se contenta a la derecha conservadora, y por otro se permite a Artur Mas y sus secuaces poder concurrir a los siguientes comicios, dando una falsa apariencia de normalidad democrática.

Esta sentencia es peligrosa, porque crea un precedente que deja abierta la vía de la impunidad para todos aquellos enemigos de España. Y nos duele especialmente, pues se conoce un mes después de que un grupo de Españoles hayan sido condenados a penas de prisión por gritar en Blanquerna una verdad tan grande como la de que “Cataluña es España”. El proceso separatista sigue su curso, ante la inacción de los españoles que deberían defenderlo. Los políticos no solo no han aportado ninguna solución, sino que están enquistando el problema.

Ayúdanos a defender España.

 

Pucherazo en la sentencia

GAVI_Board / CC 2.0

La tan esperada sentencia del caso Noos ya ha sido dictada y publicada. Y nos la esperábamos, por desgracia. Este caso, en el que se juzgaba de qué manera el Duque de Palma y la Infanta Cristina habían estafado dinero público de todos los españoles para llenar sus bolsillos ha estado plagado de favoritismos desde su comienzo. Las reticencias del aparato judicial para encausar a los dos delincuentes y sus cómplices, la alineación del fiscal con la defensa, y el acoso de la prensa liberal vomitivamente monárquica (esos que justifican el crimen con tal de no atacar a la institución) hacia el magistrado, han hecho de este caso un espectáculo bochornoso internacionalmente para un país como España.

La sentencia ha ido en la misma línea: presiones y filtraciones. Se sacrifica al ciudadano Urdangarín en favor de la infanta, que absuelta, recibe apenas un tirón de orejas. Su ineptitud (ella misma dijo que no sabía leer cuentas pese a su formación universitaria y a trabajar en la Caixa) y la defensa que hizo de ellos nada menos que el separatista Miquel Roca, son motivos suficientes para mandar a galeras a toda la Casa Real. El dinero sigue sin ser devuelto a los españoles, a quienes en cambio se  han subido los tributos. 

España necesita urgentemente salir de la re-resturación impuesta en 1975, y coger el tren de la república. Un tren moderno, en el que no haga falta ningún Robin Hood, porque todos los ciudadanos serán iguales ante la ley.

Top