Pucherazo en la sentencia

GAVI_Board / CC 2.0

La tan esperada sentencia del caso Noos ya ha sido dictada y publicada. Y nos la esperábamos, por desgracia. Este caso, en el que se juzgaba de qué manera el Duque de Palma y la Infanta Cristina habían estafado dinero público de todos los españoles para llenar sus bolsillos ha estado plagado de favoritismos desde su comienzo. Las reticencias del aparato judicial para encausar a los dos delincuentes y sus cómplices, la alineación del fiscal con la defensa, y el acoso de la prensa liberal vomitivamente monárquica (esos que justifican el crimen con tal de no atacar a la institución) hacia el magistrado, han hecho de este caso un espectáculo bochornoso internacionalmente para un país como España.

La sentencia ha ido en la misma línea: presiones y filtraciones. Se sacrifica al ciudadano Urdangarín en favor de la infanta, que absuelta, recibe apenas un tirón de orejas. Su ineptitud (ella misma dijo que no sabía leer cuentas pese a su formación universitaria y a trabajar en la Caixa) y la defensa que hizo de ellos nada menos que el separatista Miquel Roca, son motivos suficientes para mandar a galeras a toda la Casa Real. El dinero sigue sin ser devuelto a los españoles, a quienes en cambio se  han subido los tributos. 

España necesita urgentemente salir de la re-resturación impuesta en 1975, y coger el tren de la república. Un tren moderno, en el que no haga falta ningún Robin Hood, porque todos los ciudadanos serán iguales ante la ley.

Así se financió el PP: La primera sentencia de la Gürtel

Pixarbay / CC0 Public Domain

 

Esta mañana la Justicia ha hablado en el caso de la trama Gürtel, por lo que desde FEJONS nos alegramos primero de que lo haya hecho (este caso se venía demorando demasiado)  y en segundo lugar, en el sentido en que lo ha hecho, dictando la primera sentencia por el caso de financiación ilegal del Partido Popular de Valencia. Los principales cabecillas han sido condenados a penas de prisión, así como también la que fue consejera del gobierno valenciano en los momentos en que se urdió la trama.
Esta sentencia viene a darnos la razón a los falangistas, que llevamos años denunciando la corrupción generalizada dentro de la clase política española. Una corrupción que ha alcanzado unos niveles nunca antes conocidos en España, y en todos sus ámbitos: municipal, autonómico y nacional. Esta corrupción, ha socavado la credibilidad del pueblo español en las instituciones liberales,  que han demostrado su ineficacia, afectando ya no solo al poder político sino también al poder económico y en algunos casos, al judicial.
En FEJONS pensamos que casos como el sentenciado esta mañana, nos dan la razón en cuanto a lo perjudicial del sistema autonómico actual que, al repartir el poder de manera indiscriminada entre las Autonomías, beneficia el gasto, el despilfarro y la corrupción que suele acompañarlos en este sistema. Por ello los falangistas pensamos que hay motivos más que justificados para intervenir la Comunidad Autónoma de Valencia, y limpiar radicalmente sus instituciones.
Por último FEJONS, al tiempo que felicita a la judicatura española por la independencia demostrada en este caso, pide responsabilidades políticas al actual presidente del gobierno de la nación, Mariano Rajoy, en cuanto responsable último de las políticas económicas del Partido Popular que él preside, y le exigimos que actúe en consecuencia como presidente y representante de nuestra nación.
Una vez más, no nos cansaremos de repetir que el sistema de partidos no sirve, pues solamente son grupos privados que responden a intereses particulares, y no se identifican con el bien común. España no puede permitirse que los partidos parlamentarios se financien con cargo a los presupuestos generales del estado.
¡Basta de engaños!
¡Basta de partidos! 

CINCO CAUSAS POR LAS QUE QUEREMOS LA DESINTEGRACIÓN DE LA UNIÓN EUROPEA

Pixarbay / CC0 Public Domain

Desde Falange Española de las JONS abogamos por la desintegración de la Unión Europea por muchas razones que hemos explicado en nuestros programas políticos. No estamos sin embargo, en contra de una entidad supranacional que coordinase algunos temas de interés común para los ciudadanos europeos, pero dado el cariz que ha tomado el proyecto europeista, debemos estar frontalmente en contra. Entre las causas más importante, estas cinco son fundamentales:

  • Queremos devolver la soberanía a los Estados, para que puedan decidir sobre los asuntos que los afectan.
  • Queremos Justicia Social para el pueblo español, para evitar seguir con la dictadura que desde Bruselas se ejerce contra nuestros derechos.
  • Queremos poder decidir sobre nuestra economía, para paliar los efectos del capitalismo en España.
  • Queremos vivir en una sociedad de valores, donde el materialismo no sea la norma imperante.
  • Queremos un proyecto de futuro no supeditado a los intereses del Mundialismo, de manera que podamos desarrollarnos plenamente como potencia.

 

10

LA DICTADURA DEL “LOBBY” ENERGÉTICO EN ESPAÑA

Pixarbay / CC0 Public Domain

A estas alturas de la vida todo el mundo ha padecido en sus bolsillos los efectos de la dictadura del lobby energético. La prensa, haciendo su función de correa de transmisión de las directrices del gobierno, nos hace creer que los costes de producción de la energía se disparan en época de frío y calor extremos, a causa de una mayor demanda. Esto es cierto en parte, ya que cuando estos periodos de clima extremo se terminan, el servicio sigue computándose al mismo precio. Las energéticas culpan al gobierno, y éste a las multinacionales.

La realidad es que ambos son responsables de la pobreza energética, y ambos comparten objetivos: las multinacionales del gas, la electricidad o el petróleo son las pasarelas que permiten una “segunda vida” a los ex mandatarios de nuestro país.

Los efectos de esta dictadura son claros: imposición de tarifas abusivas, aumento unilateral del precio de los servicios, y clausulas contractuales abusivas. En el otro extremo se sitúa el pueblo español, empobrecido, recibiendo un mal servicio y extenuando por la imposición de un gobierno aliado con los grandes mercaderes de la energía.

Los falangistas siempre hemos defendido que la electricidad, gas y petróleo, como fuentes energéticas, deben ser exclusividad del Estado, debido a su carácter estratégico para el bien común. Por ello denunciamos la acción de los partidos políticos liberales, que hacen de una necesidad común su negocio, a costa de poner en peligro la vida de cientos de españoles que se han visto abocados a la pobreza energética.

LA DERECHA LIBERAL Y LOS VIENTRES DE ALQUILER

Wikipedia / Autor: PPM / Licencia CC-by-2.0

La derecha del PP continúa con sus avances en materia de ingeniería social. Su última ocurrencia en poner sobre la mesa un debate artificial, creado por Esperanza Aguirre, Cristina Cifuentes y otros siniestros personajes de la derecha. Mediante engaños (los vientres de alquiler no son una emergente demanda social señora Cifuentes) se busca crear un debate aportando desde el primer momento una solución, tan artificial y errónea como el problema planteado. En este caso, se trata de aprobar una ley que ampare esta práctica aberrante.

Los falangistas siempre hemos denunciado el grave problema demográfico que vive nuestra Patria. Por ello nos duele ver como la derecha busca crear “granjas de vientres de alquiler” para comerciar, reduciendo a lo material, a la bella experiencia de ser madre. Entendemos y nos solidarizamos con aquellas madres que por diversas cuestiones fisiológicas o sanitarias no pueden desarrollar su papel de madre, pero por ello mismo potenciaremos otras alternativas como la adopción, pues no en vano existe en España una población de niños sin familia cercana a los 30.000 niños desamparados.

Pero claro, la derecha del PP, con el apoyo de Ciudadanos, ha encontrado un nuevo filón como ya hiciera la izquierda con el aborto (recordemos que los principales industriales de la muerte de niños no nacidos son la ex-diputada de Izquierda Unida Marisa Castro, ex-directora del abortorio Dator de Madrid). Cristina Cifuentes, en el colmo de su cara dura, incluso dió instrucciones a la prensa para que a partir de ahora, a la práctica de “vientres de alquiler” se le conozca como “maternidad subrogada”, una manera más de comerciar con la carne.

Top