¿QUÉ ESCONDE LA NUEVA LEY DEL AUTÓNOMO?

Imagen: http://images.all-free-download.com/images/graphicthumb/steel_worker_514606.jpg

Imagen: http://images.all-free-download.com

Los partidos parlamentarios han pactado rebajar el clima político utilizando como moneda de cambio a los trabajadores autónomos. El paquete de medidas que recientemente ha aprobado el congreso de los diputados casi por unanimidad, es sin embargo un parche que no resuelve el verdadero problema de este sector productivo. Las medidas adoptadas van encaminadas a facilitar el acceso de las personas en situación de desempleo al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, reduciendo barreras de entrada como eran la elevada cuota de la Seguridad Social a la que se debía hacer frente.

Nuevas medidas: parches para salir del paso

La nueva ley elimina los recargos del 20% por un retraso de 24 horas en pagar la Seguridad Social, las altas y bajas serán efectivas en el día en el que se tramitan para no pagar por los días que no se trabajan y se mejora la protección social ayudando a las mujeres autónomas en situación de baja por maternidad y su posterior incorporación a la actividad. Sin embargo, sigue existiendo el grave problema de los autónomos dependientes, que son asalariados encubiertos por una fraudulenta legislación.

La verdadera cuestión: bajar número de asalariados y subir el de autónomos

Sin embargo, lo que subyace de fondo, es el desmontaje de las relaciones laborales tradicionales, facilitando el acceso de desempleados al autoempleo, y en aquellos casos en los que el trabajador es eventual, facilitar la transformación de su contrato al de autónomo dependiente. De esta de manera, las empresas se alivian de sus costes laborales, que son los más abultados, y por otra se logra ampliar la base de cotizantes a la Seguridad Social, a sabiendas de que gran parte de esos puestos de trabajo creados vienen a suplir un puesto de trabajo que ya venía existiendo. Cambia el modelo, pero no se crea ni se destruye trabajo, y se redistribuye la riqueza. ¿Y por qué? Es sencillo. España debe saldar sus cuentas con Bruselas. Fomentando el trabajo autónomo, se amplía el montante de IVA que se ingresa en Europa, mientras que se apuntilla el sistema de pensiones de la Seguridad Social, que no se garantizará en un futuro a medio plazo como vienen avisando. De esta forma  las pensiones que corren a cuenta del Estado, son sustituídas por planes de pensiones privados con entidades de crédito.

Hacia un nuevo modelo en el marco europeo

¿Quiebra? ¿Latrocinio? En absoluto. de lo que se trata (y no nos dicen) es que todas estas medidas se encaminan a introducir cambios en el modelo que la Unión Europea quiere imponer, y cuyo objetivo es dotar de más recursos a la UE a fin de poder acometer un verdadero modelo federal, y por el otro reducir el excesivo sistema  asistencial que existía tradicionalmente en España.

Por todo esto, si bien nos felicitamos de que los trabajadores autónomos puedan ver aliviada su carga fiscal, por el otro, advertimos que se trata de una estratagema a medio plaza para implementar los cambios que nos llevará, si no lo remediamos, a un modelo socio-económico completamente diferente (y más nefasto) que el que hemos conocido todos estos años.

Top